fbpx

RESTAURACIÓN NEWS

InicioActualidadBombay Sapphire Room

Bombay Sapphire Room

res2432012foto28

La primera incursión en el mundo de la restauración de Lucas Galán Lubascher, que describe este proyecto como “un traje a medida, de alta costura, refinado y preciso”.
¿Cómo puede lo pesado volverse ligero y cambiante a la vez? Ese era el principal reto del madrileño Lucas Galán, que ganó con su proyecto en 2008 el concurso internacional que convocaron Bombay Sapphire y el IED Madrid. “Lo que me diferenciaba del resto de competidores era que hacía un uso del vidrio diferente al que estamos acostumbrados. En Bombay Sapphire Room el vidrio es el único elemento decorativo”, explica el arquitecto.

La luz y el vidrio son los dos materiales protagonistas de esta construcción. “Todas las paredes están forradas de lamas de vidrio extraclaro, en el que se ha quitado el plomo para que sea absolutamente transparente”, detalla Lucas Galán. Lamas de vidrio que construyen la segunda piel de las gruesas paredes del palacio. Además, “las tiras de leds RGB situadas en la parte trasera de las lamas proyectan un juego de luces en tonos azules y turquesas que otorgan al espacio un flujo luminoso en constante movimiento”, resalta el arquitecto.

Con estos materiales, Lucas Galán Lubascher intenta combinar la movilidad de la luz, de los reflejos, de la gente y del cambio de usos, con la quietud de las sombras y de la pesadez del palacio. La piel de vidrio se transforma continuamente debido al movimiento del observador al pasear por el espacio y a la luz que lo modifica dependiendo de la hora del día. “Un espacio vivo que se va transformando por la luz que va entrando por las ventanas y/o por el reflejo de la gente. El Bombay Sapphire Room es distinto por la mañana al atardecer que ofrece este

res2432012foto29

patio madrileño”, cuenta Lucas Galán.

“Entrar en el Bombay Sapphire Room es como entrar en una caja, o mejor, en dos. Es un espacio dentro de otro. Son dos contenedores de cristal flotando en el interior de un palacio del siglo XVIII”, dice Galán Lubascher.

Como una geoda
“Una roca áspera y dura que en su interior alberga un mundo de fantasía, brillos y reflejos”, así explica Lucas Galán qué es Bombay Sapphire Room que define como una geoda. También lo describe como una construcción a partir de dos materiales que es “un traje a medida, de alta costura, refinado y preciso”, y lo califica como un rincón de luz y vidrio dentro de un espacio de sombras y piedra.

El espacio consiste en 38 metros cuadrados, distribuidos en dos estancias rectangulares, dos salas contiguas de diferente geometría, una cuadrangular y otra visiblemente alargada, a las que se accede desde el patio. La unión entre estas dos estancias se realiza mediante unas cajas metálicas que actúan como antesalas. La barra del bar se ubica en la sala cuadrada, constituyéndose como una zona metálica excavada en la piedra del recinto histórico.

Bombay Sapphire Room está abierto de lunes a viernes de 10:00 a 22:00 horas como un snack-bar y zona de descanso para los alumnos del IED así como también para todo el público que quiera conocer un espacio azul en el centro de Madrid. JRebeca Puente Moya

artículos relacionados

Ice Wave da el salto internacional con un acuerdo...

Ice Wave acaba de anunciar la firma de un acuerdo de franquicia con un destacado masterfranquiciado en Emiratos Árabes Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí