RESTAURACIÓN NEWS

InicioActualidadLa gastronomía americana y la asiática se fusionan en los fogones de...

La gastronomía americana y la asiática se fusionan en los fogones de Amasia

Situado en pleno barrio de Chamberí en la capital española, en el número 16 de la calle del Castillo, el nuevo establecimiento, obra del chef sueco Andreas Borman, reflejará sus 15 años de experiencia en restaurantes de Australia, Tailandia, Suecia, Suiza o Reino Unido.

Amasia ha sabido unir en una única carta sabores que vienen desde platos vietnamitas a propuestas típicas de Louisiana, pasando por la comida Thai, la mexicana o la Amasia Burger de buey, con rúcula, tomate, queso cheddar y pepinillos. Así, a través de estas sensaciones gastronómicas, nos propone un viaje a la Tailandia de las pagodas, el american way of file de la Ruta 66 o al México de aztecas y mayas, todo ello sin movernos de Madrid.

Gastronomía americana y asiática, sugerencias del chef
Andy Borman, el chef del local, nos sugerirá algunos de sus platillos estrella, entre los que se encuentran: croquetas con setas, curry rojo, leche de coco y mayonesa de chili; tacos de cerco deshilachado, chipotle, aguacate, queso y cilantro; chipirones rebozados con mermelada de chile; curry verde Royal Thai con pollo, judías verdes y albahaca; amasia burger, de buey, con rúcula, tomate, queso cheddar y pepinillos; y por último, para endulzar, crème brulèe de maracuyá con sorbete de frambuesas.

El nuevo espacio cuenta, además, con menú diario a mediodía, de martes a viernes que los comensales podrán degustar por 11,95 euros.

Por otra parte, la decoración del restaurante ha sabido amplificar la luminosidad natural del local con un mobiliario en madera blanca de aire vintage, aportando también un toque de color, especialmente en los azulejos que decoran las paredes. Así, la mezcla de materiales y estilos representan la filosofía de la enseña.

En todo el local pueden encontrarse pequeños detalles seleccionados que hacen de él un ambiente actual, desenfadado y acogedor, y también lo caracterizan. Por ello, han mantenido las columnas de la época en que se construyó el edificio, los toques rojos de las lámparas, persianas, detalles de mimbre y arpillera, o el aire sixties de los taburetes de la barra. JRaquel Ruiz

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí