El consumo en casa alcanza el 65% del total de La Pepita Burger Bar

La cadena gallega La Pepita Burger Bar alcanza durante el primer trimestre del año un 65% en la cuota de consumo en casa de sus clientes.
La cadena gallega La Pepita Burger Bar alcanza durante el primer trimestre del año un 65% en la cuota de consumo en casa de sus clientes.

La Pepita Burger Bar, cadena gallega especializada en hamburguesas premium, prosigue su apuesta por garantizar un buen reparto en sus locales, reforzando sus servicios de take away y delivery, un formato que ha supuesto el 65% del total de sus servicios en el primer trimestre.

Para responder a la fuerte demanda por consumir sus productos en casa, la cadena implantó con un innovador servicio de recogida en sus locales, a través de una aplicación que permite al usuario realizar los pedidos online, en cualquier momento, sin necesidad de que el establecimiento esté abierto, programando desde la web la comanda y la hora de recogida en su establecimiento más cercano, de manera fácil y rápida.

Para la entrega a domicilio, La Pepita mantiene sólidos acuerdos con las principales plataformas de delivery y ha ampliado su red de reparto propio, ampliando sus áreas de entrega, para llegar a todos los clientes de las ciudades en las que está presente, de tal forma que actualmente la totalidad de la cadena se encuentra a pleno rendimiento.

Para asegurar que cada pedido llega en perfecto estado, la enseña emplea envases especiales que mantienen intactos la temperatura, la textura y el sabor de sus platos, para que el cliente los disfrute en su casa con la misma intensidad que en el restaurante.

En sus ocho años de vida, La Pepita siempre ha enfocado su modelo de negocio a satisfacer plenamente las necesidades de su público. Una filosofía que aplica a todas sus áreas de actividad y le ha servido para obtener un alto nivel de fidelidad en uno de los sectores más competitivos, aun cuando los establecimientos no se pueden visitar.