La campaña ‘Pan cada día’ te propone los panes para cada plato

Por su parte, para el desayuno el de molde, el payés o la hogaza en rebanadas, son los más adecuados para acompañarlos de aceite, sin embargo, si se acompaña de mermelada el pan de maíz sería el adecuado.

En los aperitivos escogeremos colines, picos o tostas de aceite, aunque si este piscolabis está compuesto por jamón o embutidos el pan de hogaza, los picos, las regañás o el tipo viena le quedan mejor.

El pan de cebolla o la torta de aceite la combinaremos con quesos curados y tomate, por el contrario, si el queso es de cabra con el pan que mejor armoniza es con el de pasas y nueces. Además, el pan de cereales acompañará a una tarrina de foie, y el de fibra, semillas o chapata con un plato de ahumados.

También ‘Pan cada día’ te propone panes diferentes para carne o pescado, como pan de pimentón u hogaza gallega, para un pulpo con patatas o cualquier pan con aceite o molletes para cualquier pescado. Por el contrario, para las carnes elegiremos la bola gallega, candeal o de escanda, y si esa carne fuese cordero u otro asado se propone maridarlo con hogaza castellana o pan candeal.

Del mismo modo, para las verduras la baguette o mollete combinará a la perfección, y el pan candeal o payés será el que sirva para los arroces. También, sin olvidarnos de los platos de cuchara como potajes y cocidos, a los que les irá ideal un pan integral o las moñas gallegas.