La hostelería española debe 259,22 millones de euros a la Seguridad Social

El primero es la construcción, con un 23% de la deuda pública (828,06 millones de euros); el segundo, el sector de los servicios, con un 11,6% (417,6 millones de euros aproximadamente); a éstos les siguen los hosteleros, que con un 7,2% de la deuda, se encuentran en las posiciones de cabeza de las listas de morosos. Aún así, tras la presentación de los datos del primer semestre, desde la Tesorería General de la Seguridad Social se señala que la tasa de morosidad se ha reducido a mínimos históricos en España, hasta significar tan sólo el 1,07%. La deuda pendiente de cobro se situó en los 3.600,3 millones de euros (un 6,1% menos que durante el periodo anterior).

Actuaciones contra el fraude
En consecuencia, la lucha contra el fraude de la Administración se ha centrado en tres tipos de actuaciones básicas: el control preventivo en grandes y medianas empresas; derivaciones de responsabilidad; y colaboración con entidades públicas y privadas.

El control preventivo se ha realizado sobre 59.104 medianas y grandes empresas (5.751 empresas más que durante el mismo periodo del año anterior), para evitar la generación de importantes volúmenes de deuda en aquellas que, por su número de trabajadores en alta, alcancen en un periodo corto de tiempo elevados descubiertos.

Para combatir la creación de grupos de empresas en las que una de ellas es insolvente y genera los impagos a la Seguridad Social, o que el empresario cierre la empresa con elevada deuda a la Seguridad Social para crear nuevamente otra compañía con nombre distinto, se han potenciado las acciones para derivar la responsabilidad por el pago de la deuda a personas y empresas distintas de las inicialmente obligadas. En el primer semestre de 2007 se han realizado 5.377 derivaciones de responsabilidad frente a las 4.461 realizadas en el mismo periodo de 2006 y se han reclamado 229 millones de euros.

Además, durante los primeros seis meses del año, la Tesorería suscribió un convenio de colaboración con la Inspección de Trabajo, que supone la elaboración de un plan anual de objetivos de lucha contra el fraude y el acceso a las respectivas bases de datos. En el plan de objetivos de este año se ha creado un Observatorio del Fraude para identificar perfiles de fraude y establecer sistemas de alerta sobre la inclusión en el sistema de sujetos que podrían calificarse dentro de estos perfiles.

Por último, el fraude investigado por la sección de Policía Nacional de Investigación de la Seguridad Social se ha incrementado en un 60,28% desde 2004 hasta 2006, al pasar de algo más de 33 millones de euros a 53 millomes de euros. Desde 2004 a junio de 2007, el incremento ha sido de un 63,44 %, al contabilizarse un volumen de fraude detectado de 54.13 millones de euros, sólo en los seis primeros meses del presente ejercicio.l