La ONG World Central Kitchen de José Andrés llega a España

La iniciativa #Chefsforspain ha comenzado a funcionar en las cocinas centrales de Grupo Arzábal en Madrid.
La iniciativa #Chefsforspain ha comenzado a funcionar en las cocinas centrales de Grupo Arzábal en Madrid.

World Central Kitchen, la ONG del reconocido chef español José Andrés, comienza a trabajar en España para ayudar a combatir la crisis actual del coronavirus. Se trata de una iniciativa que nace para afrontar esta crisis y garantizar la alimentación de las personas más vulnerables que llega de la mano de Grupo Arzábal y la consultora Mateo&Co, la consultora estratégica especializada en gastronomía.

Ahora que los restaurantes están cerrados la idea es trasladar esas “cocinas comunitarias” puestas en marcha en Estados Unidos a España bajo el lema #chefsforspain.  World Central Kitchen ya ha dado respuesta ante la amenaza del Covid-19 en más de 20 ciudades de todo el mundo. “Para nosotros es una responsabilidad ayudar a España en uno de los momentos más complicados de su historia. Está siendo uno de los países europeos más afectados por el Covid-19 y cada vez son más las personas que necesitan ayudan en esta situación, sobre todo las más vulnerables que están teniendo problemas para incluso acceder a un plato de comida diario. Con esta iniciativa queremos ayudarles y cubrir una necesidad clave. A través de World Central Kitchen y en esta primera fase junto al Grupo Arzábal, tenemos previsto elaborar miles de raciones diarias de comidas que irán creciendo a medida que se sumen más cocinas voluntarias a esta iniciativa solidaria. La idea es poder ayudar no sólo en Madrid, la Comunidad Autónoma que por ahora está siendo la más castigada por esta pandemia mundial sino al resto de la geografía española”, asegura el secretario general de WCK Javier García.

La cocina central que grupo Arzábal posee en Madrid se ha puesto a trabajar desde el viernes pasado en la región que actualmente está más afectada por la crisis. Sus fundadores Álvaro Castellanos e Iván Morales cuentan con decenas de voluntarios de entre los trabajadores de su compañía que elaborarán cada día miles de raciones. Más allá de las cocinas, la organización a nivel logístico, la gestión, coordinación de grupos y otras labores necesarias para asegurar el éxito se realiza también de la mano de la consultora gastronómica Mateo&Co. Una iniciativa impulsada junto a José Andrés y World Central Kitchen, para dar respuesta a las personas más necesitadas en España debido a la crisis actual que se está viviendo.

World Central Kitchen focaliza sus esfuerzos iniciales en Madrid, donde ya se está estudiando poner en marcha nuevas cocinas solidarias, pero además de la capital también en otras ciudades como Barcelona o Valencia en los próximos días para ayudar a combatir la crisis en diferentes territorios de la geografía española.

Todos los alimentos para elaborar los platos han sido donados por Makro. “Nos alegramos mucho de que esta iniciativa llegue a España y, cómo no, desde Makro vamos a estar siempre del lado de los chefs que en este caso están encabezados por José Andrés, y ahora más que nunca. Makro es el proveedor oficial en este caso y ayuda en la medida de sus posibilidades actuales al desarrollo del proyecto, comprometiéndonos a entregar lo que nos pide el equipo que está desarrollando las entregas de comida”, afirma Chema León, director de Marketing de la compañía.

Para asegurar que las raciones se distribuyen a las personas que más están sufriendo esta crisis, se ha trabajado de manera conjunta con el Banco de Alimentos de Madrid. Esta, es la organización encargada de repartir diariamente miles de raciones a los más necesitados. “Sin duda, esta crisis ha afectado de manera drástica a la sociedad y nuestro objetivo es ayudar en uno de los momentos más complicados. El 70% de las más de 500 entidades con las que colaboramos y a las que entregamos alimentos para repartir a la gente más vulnerable está en una situación insostenible, no hay medios para entregar las comidas a las personas aisladas y muchas de ellas no pueden salir de casa por el riesgo de contagio. Los comedores sociales no pueden cocinar y dar de comer a las personas para evitar contagios” asegura Mila Benito directora de Marketing y Comunicación de Banco de Alimentos de Madrid.