Las bebidas espirituosas cierran el sexto año consecutivo con caída de ventas

Así lo ha explicado Bosco Torremocha, director ejecutivo de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), quién ha recordado que desde que empezó la crisis el sector se ha acumulado una caída del 40%.

Lo peor es que sus previsiones para 2013 tampoco son buenas, a parte de la exportación que actualmente tira del carro de un sector. “El mercado nacional es un desastre”, resume Torremocha.

Más optimista se muestra ante las ventas fuera de España. “Somos optimistas en la exportación, sobre todo con el brandy y los licores, que absorbe una parte importante de la caída del consumo interno”, destacó, subrayando que se ha crecido en Estados Unidos, al tiempo que confía en que al menos estas bebidas puedan abrirse paso en “mercados potenciales” como India o China.

Por otro lado, desde la FEBE se muestran preocupados por la actuación del Gobierno respecto a los impuestos especiales. “El Gobierno no entiende nuestra situación y esperamos una revisión en profundidad de estos impuestos, que se mire el sector que se comporte mejor en la crisis porque el modelo no puede ser el mismo. Hacemos un llamamiento a la responsabilidad al Gobierno”, señaló.

Por otro lado, Bosco Torremocha subrayó que respecto a las ventas de bebidas de alta graduación, la ginebra, que sigue con “gran fuerza”, es la que más crece en este año, al igual que el tequila, empleada mucho en la coctelería, que se convierte “en la forma de consumo que más crece”.

Sin embargo, la bebida espirituosa más consumida sigue siendo el whisky, “principal bebida de consumo en España”, seguida por el ron, que es la que “más cae”, brandy, ginebra y orujos.

Aún así, en el mix de bebidas, las espirituosas han perdido mucho peso desde el inicio de la crisis, ya que si hace seis años suponían el 30% del consumo, frente al 38% de la cerveza y el 32% de los vinos, a día de hoy, su peso se ha reducido hasta el 25%, mientras el de la cerveza ya llega hasta el 50%. La brecha entre ambas ha aumentado así de los ocho a los 23 puntos.