Las II Jornadas SOS Vino en España de Lidl se centra en el consumo entre jóvenes

De izquierda a derecha: Javier Ajenjo, Susana García, Jorge Navascués, Amaya Cervera, Meritxell Falgueras, Fernando Mora, Analía Blanco, María Jiménez y Fran Hidalgo.
De izquierda a derecha: Javier Ajenjo, Susana García, Jorge Navascués, Amaya Cervera, Meritxell Falgueras, Fernando Mora, Analía Blanco, María Jiménez y Fran Hidalgo.

La II Jornada SOS Vino en España organizada por Lidl en Madrid se ha centrado en el bajo consumo de vino entre el público joven de entre 18 y 35 años, por debajo de la media nacional.

Según el informe realizado por Kantar Worldplanet para Lidl en 2017, el consumo de vino entre el público joven (por debajo de los 35 años) se sitúa muy por debajo de la media nacional: los hogares jóvenes compran vino de promedio una vez cada dos meses, con un gasto de 23 €/año y un consumo de 10 litros/año, frente a la media global, que compran vino una vez al mes de promedio, gastan 63€/año y compran 27 litros/año. Los hogares jóvenes realizan por tanto un 60% menos de gasto que la media de promedio al año.

Solo el 15% de los jóvenes españoles consumen vino semanalmente en casa, una cifra significativamente menor a la media nacional (26%), mientras que en los mayores de 50 años esta cifra asciende a casi un 40%.

Comparando con el año anterior, se observa que en el segmento de 18 a 24 años, el porcentaje de consumo de vino semanal se incrementa, como lo hace el número de veces que consumen de media vino a la semana, dando lugar a un crecimiento en términos absolutos. Por el contrario, en el segmento de 25 a 34 años, se reducen tanto la penetración semanal como la frecuencia semanal.

Partiendo de estas premisas, el encuentro protagonizado por expertos se ha centrado en las motivaciones del público joven al elegir un vino y en cómo conseguir que el sector feomente el consumo en este segmento de población.

El debate, dirigido por el Master of Wine español Fernando Mora, ha contado con la participación de Susana García, directora de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE); Javier Ajenjo, fundador de Bodegas Neo; Jorge Navascués, enólogo y elaborador de vinos; Fran Hidalgo, director de Comunicación de Bodegas Casa Rojo; Amaya Cervera, periodista especializada en vinos; María Jiménez, gerente del Grupo Taberías; así  como Analía Blanco, responsable de Compras de Vino en Lidl España.

El encuentro partió de la conclusión de la anterior edición sobre la importancia de aumentar el consumo a corto y medio plazo para definir el futuro en el sector del vino, siendo necesario democratizar su consumo y hacerlo accesible a todos, desde expertos conocedores a público en general. Y si se piensa en el futuro, la clave está en apostar por el público joven como uno de los segmentos que generará tal crecimiento.

Tras las intervenciones y el debate, Fernando Mora resumió el encuentro en ocho recomendaciones:

  • No importa no saber de vino, hay que disfrutar.
  • Es necesario ser más humildes desde el sector, y dar al público lo que quiere.
  • Hay que adaptar el lenguaje al público más joven, y salir a buscarlos.
  • Es más fácil entrar al público joven por los ojos, pero es necesario que la calidad del producto sea buena.
  • Hay que simplificar el lenguaje del vino: no sólo hablar de terroir, el público busca que el vino aporte felicidad.
  • Formar al personal que está en contacto con el consumidor es clave para educar en la cultura del vino.
  • Hay que crear Marca España con el vino.
  • El vino es cool, pero el público quiere pagar un precio razonable por él.