Lunch&Dinner se adapta al delivery

Lunch&Dinner, marca de Grupo Crono, nació hace más de 20 años como una marca especializada en la distribución de platos preparados al servicio de los empleados de oficinas, elaborados de forma tradicional y con materias primas de primera calidad. Adaptándose a las circunstancias actuales, en las que muchos empleados de oficinas teletrabajan, ha lanzado su tienda online para ofrecer también su cocina casera 100% natural a clientes particulares, con más de 100 platos a elegir que se entregan a domicilio en toda la Península Ibérica en un plazo máximo de 48 horas.

Siguiendo recetas tradicionales, Lunch&Dinner obtiene la mayoría de sus ingredientes frescos y naturales de sus propios huertos ubicados al pie de la sierra extremeña. Una gran selección de hortalizas, recogidas en su punto óptimo de maduración, que mejoran cada receta y apuestan por la temporalidad del huerto al plato. Los sabores de casa llegan del campo a la mesa gracias a la gran apuesta por la innovación de la marca, regida por el respeto hacia la materia prima de excelente calidad. Cabe destacar que todos los platos de Lunch&Dinner son 100% saludables y naturales, sin colorantes, conservantes añadidos ni pasteurización.

Desde elaboraciones de toda la vida como el salteado de verduras, las lentejas caseras con chorizo, los macarrones con chorizo, el salmorejo -elaborado con tomates de su huerto-, las albóndigas de merluza, o la caldereta de rape con sepia y langostinos a carrilleras de ibérico al vino tinto, secreto en salsa de miel y mostaza, risotto de boletus o lasaña de carne. Un recetario lleno de platos imprescindibles de Lunch&Dinner que se completa con postres como la tarta de queso o la de Nutella.

La óptima conservación de sus recetas es una de las prioridades de la marca que entrega sus pedidos congelados, tras pasar por rigurosos controles de calidad, envasado con alta tecnología y ultracongelación, garantizando así la preservación de todos los nutrientes de los ingredientes en cada elaboración. El sistema desarrollado por el equipo I+D de Lunch&Dinner permite guardar los platos en el congelador hasta 12 meses desde la fecha de fabricación o 10 días en refrigeración, una vez descongelados y sin abrir el film con el que se sella cada bandeja. El envasado se realiza en salas que cuentan con un sistema de ozonización, para evitar cualquier contaminación del aire y asegurando así la asepsia de los platos hasta su apertura y consumo. Tras ser envasados, los platos pasan por el proceso de ultracongelación o de rápida congelación, llegando a -60ºC mediante nitrógeno líquido que permite que los cristales de hielo que se forman sean más pequeños y las roturas de fibras sean mínimas. Este exhaustivo trabajo en innovación cuenta con la certificación ISO 9001 estándar de Sistema de gestión de calidad y con la certificación ISO 22000 estándar del Sistema de gestión de seguridad alimentaria.