El Mandarin Oriental Ritz abrirá con la propuesta de Quique Dacosta

Sala del restaurante de autor de Quique Dacosta en el hotel Mandarin Oriental Ritz, Madrid.
Sala del restaurante de autor de Quique Dacosta en el hotel Mandarin Oriental Ritz, Madrid.

El icónico Hotel Ritz, Madrid abrirá como Mandarin Oriental Ritz, Madrid en el verano de 2020, tras experimentar la reforma más importante en sus 110 años de historia. El chef Quique Dacosta, con tres estrellas Michelin en Dénia (Alicante) y dos en El Poblet (Valencia), ha sido elegido para diseñar, desarrollar y dirigir todas las propuestas gastronómicas de los cinco restaurantes y bares del hotel.

En Mandarin Oriental Ritz, Madrid, el restaurante de autor de Quique Dacosta, con vistas al famoso jardín del hotel, está llamado a ser un referente gastronómico nacional e internacional. Bajo la espectacular cúpula de cristal original, que estuvo oculta durante 80 años y ha sido ahora cuidadosamente restaurada, se encuentra el Palm Court que albergará un restaurante de cocina clásica y en la parte alta se servirá el afternoon tea. Los huéspedes también podrán disfrutar del Ritz Garden o del encanto del Ritz Bar. Por último, el Champagne Bar ofrecerá una selección exclusiva de champagnes maridados con un menú de tapas.

“Estoy muy emocionado de trabajar en la propuesta culinaria de Mandarin Oriental Ritz, Madrid y ofrecer una experiencia gastronómica única en todos los restaurantes, bares y servicio de banquetes”, dice Quique Dacosta. “Estamos encantados de dar la bienvenida a Quique Dacosta a Mandarin Oriental Ritz, Madrid. Su deseo de ofrecer mucho más que una experiencia culinaria, con su sentido de la creatividad y carácter único, encaja perfectamente con nuestra misión de deleitar y satisfacer a nuestros huéspedes”, dice Gérard Sintès, Director General de Mandarin Oriental Ritz, Madrid.

El hotel, que fue diseñado y construido bajo la supervisión del hotelero César Ritz, abrió sus puertas en 1910. La reforma a la que ha sido sometido supondrá una mejora significativa de las instalaciones y servicios del hotel, manteniendo a la vez su carácter único, propio del estilo Belle Époque del edificio original.

El arquitecto Rafael de La-Hoz ha sido una pieza clave en el proyecto proporcionando el contexto para la restauración histórica, mientras que los diseñadores franceses Gilles & Boissier han supervisado los interiores con el objetivo de mejorar el atractivo de la propiedad para clientes tanto locales como internacionales, manteniendo el espíritu original concebido por César Ritz. El nuevo diseño de las zonas comunes se ha centrado en la restauración minuciosa de los rasgos arquitectónicos interiores del hotel, incorporando una serie de valiosas piezas artísticas de la colección de la propiedad, incluyendo candelabros de cristal, pinturas clásicas y esculturas.

Espacios para bienestar

El nuevo espacio dedicado al ejercicio y bienestar del hotel incluye una piscina cubierta climatizada, una piscina de relajación, duchas de sensaciones, una sala de vapor y un moderno gimnasio completamente equipado. La sala de tratamientos ha sido diseñada como un santuario privado en el que ofrecer una exclusiva selección de tratamientos de belleza y masajes.