“Seguiremos creciendo comprando empresas competidoras”

Café&Té es la consagración del concepto coffee-shop en España. Café-boutique en donde el cliente puede tanto degustar como comprar cafés y tés del mundo. Además, no desestiman otros productos como zumos tropicales, paninis, flautas, tostadas, tortitas, batidos naturales, bollería recién hecha, etc.

Café&Té ofrece en su servicio hamburguesas, pizzas, pasta, platos combinados y ensaladas a diario. En Café&Té han optado por un modelo de crecimiento de la marca basado en la gestión de establecimientos propios. Esta política, junto con la compra del producto directamente a los países productores, permite que, desde el origen hasta la taza, puedan controlar la calidad de los productos y mantener un criterio común en la gestión de todos sus establecimientos. Café&Té cuenta en la actualidad con más de 80 cafeterías repartidas por más de 12 ciudades españolas. Según los datos corporativos, un día cualquiera, en Café&Té, 600 camareros de 16 nacionalidades distintas sirven 60.000 cafés. Esto provoca un consumo aproximado de 18 millones de cafés al año.

El pasado mes de enero, la compañía, fundada por Gustavo Ron, vendió el 47% de su capital a la sociedad de capital riesgo 3i -líder internacional de inversión en empresas no cotizadas y una de las compañías con mayor presencia en este sector en España. Tras la operación, en la que la Café&Té fue valorada en torno a 40 millones de euros, el accionariado de la compañía quedó de la siguiente forma: un 51% permanece en manos del fundador, Gustavo Ron; un 47% en manos de 3i y el resto, un 2%, corresponde al paquete de FF Corporación Cafetera.

Para este 2006, la compañía se ha marcado varios objetivos, entre ellos alcanzar las 100 cafeterías e iniciar la expansión internacional. Gustavo Ron comenta el momento por el que pasa Café&Té.

Ha sido la empresa más dinámica en el año 2005, concluyendo con cambio de ‘partner’ financiero muy ágilmente. ¿Cómo logra esa agilidad en las negociaciones?
Hemos tenido la suerte de formar un equipo de profesionales que es el mejor del mercado y de dar a conocer nuestra marca por encima de otros competidores, fundamentalmente, por los emplazamientos de nuestros puntos de venta, que por otra parte tienen rentas muy altas. Todo ello contribuye a que estemos constantemente recibiendo invitaciones para comprar, para vender, para crecer, para replegarnos….

Más que un ‘coffee-shop’, Café&Té es como un ‘pub’, por su estrategia de servir menús diario de comida rápida ¿Salvan bien la pausa que los ‘coffee-shop’ tienen al mediodía?
No estoy de acuerdo con la calificación de “pub”, ni con ninguna otra que no sea café o como máximo cafetería, que es lo mismo que decir coffee-shop. En los cafés de Viena o en el café de Gijón de Madrid, se puede comer al mediodía, como nosotros ofrecemos, sin presumir de nuestra gastronomía, sólo presumimos de nuestro café y de nuestro té, y siempre contando con el buen gusto de nuestros clientes. Por otra parte, el servicio de almuerzo, significa aproximadamente un 20% de nuestra facturación total.

Pionero de la quinta gama en la época de ADSHSA-HUSA ¿Por qué en sus restaurantes no cierra las cocinas y se pasan a la quinta gama?
He tenido la fortuna de ser pionero en muchos capítulos de la historia de nuestra profesión, pero eso se debe fundamentalmente a los años ya cumplidos. Efectivamente tuvimos la oportunidad de desarrollar las primeras cocinas centrales que existen en España, con tecnologías muy avanzadas que no han sido superadas y gracias a esas experiencias, las cocinas de Café&Té son diseñadas como cocinas de ensamblaje donde aprovechamos la oferta, cada vez más variada, de proveedores de cuarta y quinta gama.
¿Por qué es tan rentable, económicamente hablando, el negocio del café?
El negocio del café es rentable o no lo es dependiendo de múltiples valoraciones, pero, por resumir le preguntaré que le parece una incidencia de 50 céntimos por cliente para pagar el alquiler del local donde servimos un magnífico café, que sí es verdad que como primera materia no tiene un coste superior a 8 céntimos por taza, aunque no sería justo dejar de sumarle el valor de la leche, el valor del azúcar, la reposición de la taza, el costo (30% sobre la venta) de la mano de obra, el resto de los múltiples conceptos de gastos generales. No debe ser tan rentable cuando muchos de los que han entrado en este sector, simplemente para ganar dinero, no han tardado en retirarse, al comprobar lo mucho que hay que trabajar para conseguir rentabilidades muy inferiores a las de otros sectores.
¿Cuándo se frenará la aparición de ‘coffee-shops’ en España?
Yo creo que se ha frenado el crecimiento de las cadenas de cafeterías que prefieren los centros comerciales, ya que últimamente no se han abierto nuevos establecimientos de esta clase. Nosotros, que preferimos emplazamientos urbanos, seguiremos creciendo razonablemente y probablemente continuaremos comprando empresas competidoras. Hasta ahora recordamos la compra de Café Niccola, La Guagua, Café Kilimanjaro, California, Café Florida, 18 cafés Jamaica, amén de otros establecimientos que de uno en uno se han incorporado a nuestra lista.
¿Franquiciar, licenciar o ninguna de estas opciones?
El desarrollo de nuestra empresa está basado en establecimientos propios, lo cual no quiere decir que en el futuro, cuando podamos ofrecer a los posibles franquiciados la fuerza de una marca a la que conozcan los clientes, respeten los proveedores y aprecien los trabajadores, y eso seguro que significa más de 100 establecimientos propios; en ese momento y no antes, quizás nos planteemos crecer por la vía de las franquicias.
¿Qué modelo referente posee en ‘coffe-shops’? ¿Starbucks? ¿Costa Café? ¿Algún otro competidor? ¿Su propio modelo?…

Quien nos motivó para abrir cafeterías especializadas en café y té fue sin duda Starbucks, que es el padre de la incorporación del marketing a nuestra clasificación de establecimientos, pero en nada se parecen los Cafés y Tés a los Starbucks, excepto en la preocupación por ofrecer una variedad de cafés y tés superior a la de otros establecimientos convencionales. Starbucks lo hace muy bien, pero su cultura es absolutamente americana del norte. Nosotros servimos a la mesa, no utilizamos material desechable, permitimos la entrada de perritos, admitimos que nuestros clientes fumen sin molestar a los que no desean hacerlo, servimos alcohol aunque no sea nuestra especialidad, servimos comida recién hecha…, eso sí entre el 40 y el 45% de nuestra venta corresponde al café, y eso nos diferencia sensiblemente de otras cafeterías no especializadas, que están entre el 15 y el 20%.
¿Sigue importando la bollería de Francia?
Efectivamente somos exclusivistas en la bollería francesa, como lo somos en el café y en algunos otros artículos que componen nuestra carta.
¿Qué tal la experiencia con Canela Food?
Nuestro negocio, por el momento, se adapta mal al servicio de una plataforma logística, dado el número de artículos diferentes que llenan nuestros almacenes, que en algunos casos sobrepasan el centenar. Y en los lugares donde servimos comida otra complicación es el aprovisionamiento de primera materia fresca.
¿Hacia dónde se dirige su política de aperturas?
Prevemos que nuestro desarrollo se producirá más por la vía de la compra de establecimientos o de cadenas de cafeterías, pero no desechamos la posibilidad de inaugurar Café&Té en locales que hoy día se destinan a otros usos, pero siempre en situaciones 10.
¿Cómo es el perfil de su cliente?
Es difícil perfilar a nuestro cliente, depende de dónde esté el Café y Té, tendremos más señoras a la hora de merendar, más ejecutivos durante el desayuno, o público muy variado a la hora de comer, lo único que nos falta para completar lo que podría denominarse un atractivo generalizado, es algo que movilice a los jóvenes entre 12 y 24 años, los demás ya vienen a Café&Té con mayor o menos frecuencia.
¿Ha conseguido clientela para las horas finales del día?
Dependiendo de dónde esté situado el Café&Té, la hora de cierre nocturno serán las diez de la noche o la una de la madrugada. Igualmente, la proximidad de zonas de ocio (los fines de semana), puede justificar el cierre a las dos y media de la madrugada. Por la mañana somos muy madrugadores, como nuestros clientes, y abrimos en todos los Café&Té entre las seis y las siete de la mañana.

Ha manifestado que su descendencia duda que siga en el negocio ¿Cómo prevé la continuidad, por tanto?
Al comenzar la entrevista, he citado el equipo de profesionales como el patrimonio más importante que tiene Café&Té. Es un equipo muy joven al que le queda un recorrido de muchas decenas de años y sin duda, ahí está la continuidad.

Siempre ha querido tener un hotel ¿Cómo ve los hoteles en el siglo XXI?
En este momento me apetece mucho el negocio hotelero, pero exclusivamente como cliente. El auge del negocio inmobiliario ha encarecido la inversión hotelera, de manera que resulta difícil concebir una rentabilidad fuera de grupos o cadenas con grandes respaldos financieros, y con la posibilidad de compensar por la variedad de producto que compone su oferta. Como cliente, prefiero el hotel singular con servicio muy personalizado, que puede existir perfectamente en una cadena que sea muy exigente con la calidad.
¿Cuando se retire lo veremos al frente quizás de algún hotel?
El proyecto que estoy madurando para desarrollarlo dentro de dos o tres años se nutre de mi experiencia en la compra de café en origen y la distribución del mismo en el mercado de hostelería. Debemos de ser muy conscientes de que el café se produce en algunos de los países más pobres del mundo, y de que la correcta comercialización de esta primera materia, debería redundar en una mejoría de las condiciones de vida de los productores. A eso me gustaría dedicarme dentro de unos años. l