wagamama dona a la Fundación Luz Casanova el coste de 2.000 kilos de arroz

wagamama ha donado a la Fundación Luz Casanova el coste de los 1.928 kilos de arroz vendidos en sus restaurantes de Madrid a lo largo del mes de marzo.

Esta acción forma parte del proyecto colaborativo que la marca ha puesto en marcha junto a esta entidad, referente en la atención a personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de la violencia de género.

“Cada grano de arroz cuenta y ayuda a llegar a más personas en situación de exclusión social que lo necesitan. El año pasado logramos dar más de 43.000 servicios de comidas en nuestro Comedor Social gracias a la generosidad de donaciones como la de wagamama y de las instituciones”, ha indicado Julia Almansa, directora de la Fundación Luz Casanova en agradecimiento a wagamama.

La enseña de restauración panasiática iniciaba en marzo su proyecto social en España con esta colaboración, en línea con su lema “del bowl al alma”.

“wagamama tiene la vocación de alimentar cuerpo y alma y, por ello, creemos que es muy importante establecer colaboraciones con entidades como la Fundación Luz Casanova, que realiza una labor admirable”, ha indicado Joaquín Salvo, director de wagamama España. “Estamos muy satisfechos con la respuesta que nuestros clientes y los voluntarios de nuestros restaurantes están teniendo hacia este proyecto y de poder aportar nuestro granito de arroz a la comunidad de la que formamos parte”, ha comentado Salvo.

En la misma línea, wagamama ha habilitado durante esta semana espacios de recogida de alimentos no perecederos en sus restaurantes de las calles Génova, Serrano y Princesa, que serán gestionados por los voluntarios de la marca. Los alimentos serán destinados al comedor social de la Fundación, situado en el número 15 de la calle José Marañón de Madrid.

El arroz es un alimento básico en muchos países y culturas y es un símbolo tanto de longevidad como de prosperidad. También se considera un símbolo de suerte en algunos países, una creencia que da origen a tradiciones como la de tirar arroz a los recién casados o servirlo en celebraciones de año nuevo que reúnen a familiares y amigos.

Las recetas basadas en el arroz, como los curris y los donburis, han estado en el menú de wagamama desde que abrió las puertas de su primer restaurante en Londres hace más de 25 años y son los platos más vendidos de su carta.