fbpx

RESTAURACIÓN NEWS

InicioTendenciasEl rincón gastronómico de Colmenar

El rincón gastronómico de Colmenar

Un hecho que Antonio Madrigal, su joven chef y propietario, decidió celebrar en compañía de sus clientes habituales a finales del mes pasado. Con el paso del tiempo, Madrigal se ha convertido en el referente gastronómico de la zona, a través de una cocina en la que el producto –con pocos aditivos- manda.

El producto y la temporada. Porque de cara a la llegada de las temperaturas más frías, la carta del restaurante ha cedido parte del protagonismo a los platos de cuchara. A los pucheros. Instaurados en la oferta desde noviembre hasta finales del mes de febrero y que, en estos meses, se presentarán en un total de 150 variedades.

Esta apuesta por los guisos de cuchara es una evolución lógica no sólo del cambio del clima, sino de la obsesión por contar con la mejor materia prima en el restaurante por parte de su responsable. Carnes, pescados –que selecciona personalmente-, fruta y, ahora, las legumbres, piezas de caza o setas.

Después, el restaurante propone de ocho a diez platos y el comensal elige qué tres de ellos quiere probar. Y ya han hecho su aparición las Verdinas con carabinero y perdiz, los Garbanzos con callos, las Lentejas con bogavante,… Además de legumbres, caza y excelentes carnes, no faltarán otras hortalizas, verduras y setas en recetas tan irresistibles como Marmitako a la bermeana, Sopa de cebolla o de Ajo con boletus y también Patatas con longerones, con navajas, como se hace en Huelva.

En cuanto al resto de la carta, destaca la predilección de Madrigal por un producto fresco y de calidad, en la que se dan cita entrantes como el Guiso de verdinas con codorniz y carabinero; las Mollejas de cordero al ajo o los Corazones de alcachofas con almejas.

Para continuar, el cliente puede decantarse por arroces como el Meloso de carabineros y calamar u otros principales como el Solomillo de vacuno mayor con su propia salsa y puré de patata ratte al tartufo; la Carrillera de vacuno glaseada con cremoso de manzana y crujiente de patata violeta así como Mero al horno sobre pisto de calabaza o Atún rojo con tomates compotados y crujiente de pimientos. Tampoco se descuidan los postres. Dulces como el Hojaldre de crema con frambuesas naturales, entre otros postres artesanales.

El restaurante
Madrigal fascina a primera vista. Lo hace por su imponente estética, tanto por su tamaño como por su elegancia. Cuenta con una cafetería, en la que comenzar la jornada desayunando y picar algo en cualquier momento. En el interior, presume de dos luminosos salones cuyos techos superan los seis metros de altura. Minimalistas, con grandes mesas y apenas elementos ornamentales, salvo una bodega de madera de nogal. Están separados por un panel y un gran cortinaje, y se pueden unir para la celebración de eventos sociales y empresariales, uno de los fuertes del establecimiento. Cuenta con un reservado más íntimo, para 12-16 personas y presidido por una bella lámpara de seda. Y en el exterior, dos terrazas con flores naturales y acondicionadas para ser disfrutadas todo el año.

JIsabel Cano

artículos relacionados

Ice Wave da el salto internacional con un acuerdo...

Ice Wave acaba de anunciar la firma de un acuerdo de franquicia con un destacado masterfranquiciado en Emiratos Árabes Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí