Estanis Carenzo lleva Bestiario a Barcelona con la apertura de tres nuevos espacios

Los nuevos espacios gastronómicos de Estanis Carenzo en Barcelona se encuentran en el Hotel Casa Bonay.
Los nuevos espacios gastronómicos de Estanis Carenzo en Barcelona se encuentran en el Hotel Casa Bonay.

El chef argentino Estanis Carenzo, propietario de Bestiario Group, ha abierto en Barcelona tres nuevos espacios de restauración ubicados en el Hotel Casa Bonay: Elephant·Crocodile·Monkey, Tết  y Libertine.

La suma de estos espacios supone la ampliación de horizontes del grupo gastro-empresarial que engloba Sudestada, Chifa Comedor, Picsa y Perro Bar en su apuesta por la gastronomía de calidad.

Elephant·Crocodile·Monkey se presenta como la apuesta más ambiciosa de Estanis Carenzo en Barcelona, un restaurante sin etiquetas, centrado en la evolución del producto local y en el que se ofrece la propuesta más cuidada y arriesgada, una cocina libre y comprometida con los productores locales, en la que se aplican todo tipo de técnicas.

El servicio es relajado y la oferta informal, elaborada a base de platos para compartir que se acompañan por  una extensa carta de vinos naturales y tradicionales, cerveza artesanal y sidra, entendidos como un alimento más.

El segundo espacio, Tết  le debe su nombre a la fecha del año vietnamita, marcada por el día de luna nueva más próxima al comienzo de la primavera. Tradición y producto de calidad son los componentes principales de una carta de aparente sencillez de esta moderna taberna vietnamita, en la que Carenzo ofrece platos típicos como el phó, la sopa más conocida de Vietnam y el nem rán, clásicos rollitos vietnamitas. En Tết se ofrece además carne a la brasa acompañada de arroz jazmín, encurtidos caseros y vegetales frescos.

Por último, Libertine es un espacio que invita al disfrute mediante una extensísima propuesta de cócteles elaborados por el propio chef. Tras su barra está Gintas Arlauskas, barman y experto coctelero que desde hace más de 5 años trabaja en Sudestada.

En Libertine, la propuesta gastronómica empieza con Ocho cosas buenas para compartir: olivas marinadas, patatas bravas, escabeche de calabazas o quesos, son algunos de los aperitivos con los que acompañar la selección de cócteles.

Y tras los entrantes, Ocho platos clásicos internacionales revisitados por el cocinero completan la propuesta.