Santancha, el nuevo restaurante de los creadores de La Vanduca

Santancha es el nuevo restaurante de la plaza de Chamberí, que llega al barrio con ganas de seguir dando vida a una de las zonas de Madrid con mejor panorama gastronómico.

Santancha Madrid
Foto: Santancha.

Detrás de este nuevo negocio hostelero están los hermanos Van Dulken, creadores del restaurante La Vanduca. El restaurante Santancha se encuentra en Santa Engracia, 41, y su nombre proviene de un juego de palabras entre Santa Engracia y Chamberí.

Un local acogedor y divertido 

El local cuenta con dos plantas, una a pie de calle, con barra y mesas; y otra planta superior con un comedor que acoge hasta a 16 personas. Sofía Calleja ha sido la responsable del interiorismo del establecimiento. La idea era transmitir una sensación de hogar y confort al comensal, y para ello la decoradora ha apostado por colores cálidos, en tonos tierras, ocres, rosas y amarillos.

Tosta matrimonio Santancha
Foto: Tosta matrimonio de Santancha.

Además de un resultado acogedor en el espacio, también se ha conseguido transmitir frescura y diversión gracias a la mezcla de estampados y texturas distintos, como terciopelos, con otros materiales más rústicos y sencillos, como el lino. Este contraste también se logra con la combinación de fibras naturales, como el bambú y el mimbre, con lacas texturizadas, metales y maderas.

Por último, Calleja también ha querido usar espejos para transmitir la sensación de amplitud y también para dar una visión global del restaurante desde cualquier sitio del espacio.

La carta de Santancha, pensada para compartir 

La cocina está dirigida por Blanca Van Dulken, que ofrece una carta informal y desenfadada, con platos concebidos para compartir en mesa y en la que no faltan las propuestas más exitosas de La Vanduca. No obstante, aunque las cartas de ambos restaurantes comparten filosofía, lo cierto es que Santancha tiene su propia personalidad.

Tiradito de salmón Santancha
Foto: Tiradito de salmón de Santancha.

Así, la carta busca seducir a todos los públicos con una comida sabrosa, elaborada con buena materia prima y a un precio razonable, con un ticket medio en torno a los 35€. La idea es ofrecer platos de picoteo, para compartir, por eso abundan las medias raciones. Algunos de sus platos originales son: el tiradito de salmón ahumado con salsa de cítricos y cebolla frita, el falso risotto de carrillera al vino tinto con parmesano o el pepito de solomillo de vaca en pan brioche.

Asimismo, en la carta destacan los platos estrella de La Vanduca, como las croquetas caseras de jamón, sus dos minihamburguesas o los huevos con patatas, panceta y trufa, entre otros. También llegan de su otro local dos postres con gran éxito: la torrija caramelizada con toffee y helado de vainilla, y la tarta de limón con merengue.

En cuanto a la propuesta líquida, los Van Dulken ofrecen una selección de vinos con las principales denominaciones de origen de España. Para la sobremesa en Santancha se proponen copas y combinados, que pongan el broche final perfecto a la experiencia del comensal en el restaurante.

¡Más novedades de la restauración aquí!