InicioTendenciasConceptos gastro para sentirse bien: el camino hacia una experiencia convincente para...

Conceptos gastro para sentirse bien: el camino hacia una experiencia convincente para los clientes

El resultado de la experiencia de los clientes en un restaurante está condicionado por muchos factores, desde que llama por teléfono para realizar la reserva hasta su último paso en el local. El servicio, la calidad de la comida, la rapidez y otros productos útiles para la gastronomía influyen en la percepción que cada persona que pisa el establecimiento se queda.

restaurante clientes
Foto: Archivo.

El concepto gastro abarca muchos aspectos y se contextualiza en diferentes marcos, pues en el objetivo de conseguir el mejor resultado influyen muchos condicionantes como el tipo de comida, el entorno, los detalles o la competencia. 

Antes de abrir una empresa gastronómica se debe tener muy claro cuál es la idea y cómo se puede plasmar; incluso es una buena recomendación hacer un estudio previo sobre las posibilidades de éxito. En ocasiones, un proyecto que nace perfecto en nuestra cabeza tiene un recorrido muy corto debido a motivos que no se han contemplado en la fase inicial.

Analizar al público de la zona es esencial para elaborar la carta

Este análisis incluye tanto al público como a la situación del sector en la ciudad, sin olvidar qué ha hecho la competencia en el entorno. Una acción habitual es acercarse a otros locales que sigan una línea parecida a la que queremos llevar a cabo y conocer cómo sería la experiencia de un cliente en ellos; tomando nota de los aciertos y errores, con el objetivo de ofrecer un producto mejorado. 

qr restaurante cashback foodservice clientes
Foto: Unsplash.

El paso de la idea al concepto gastro implica un recorrido que atañe a todos los segmentos de la restauración. La elaboración de la carta es un paso fundamental, pues será la esencia de la empresa. Todos los empresarios de la hostelería quieren poner su propio sello y ésta es una buena idea, si bien hay que saber adaptarse a la demanda presente en el lugar.

Una opción conservadora es empezar con un tipo de cocina que sí que está funcionando en la zona, aunque sea una copia de la competencia, y aquí el margen de creatividad es bajo. No obstante, éste se puede ir ampliando a medida que ya se ha conseguido el nivel de público adecuado para que el negocio sea rentable. 

Detalles importantes para los clientes

La diferencia de la competencia nace, en ocasiones, de otros aspectos diferentes a la comida. Podría parecer paradigmático, pero en muchos clientes, la importancia de la calidad de los platos no ocupa un rango especialmente alto en el resultado de la experiencia.

clientes restaurante
Foto: Unsplash.

Hay otros aspectos de relevancia como la capacidad del servicio o los detalles relacionados con la decoración, el mobiliario, el diseño de la cubertería o los materiales utilizados. El diseño de la carta de platos, los modelos de servilletas y posavasos; o incluso el material utilizado en el embalaje de los alimentos tienen influencia en la respuesta de los clientes. 

La definición del tipo de público al que nos dirigimos es otro aspecto fundamental para conseguir un buen resultado y este factor va ligado directamente a la ubicación. Son dos aspectos que funcionan de forma paralela y que se retroalimentan. Los tipos de cocina que funcionan en determinadas áreas de una ciudad son reducidos, debido a las características de los clientes que la transitan, así que es recomendable hacer un esfuerzo por conocer al público qué queremos y dar con la tecla acerca de dónde responderá en mejores condiciones.

¡Más noticias sobre tendencias hosteleras aquí!

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí