El móvil es el compañero de mesa de 8 de cada 10 comensales

Infografía Estudio ComidasLas comidas entre semana de los españoles son hiperconectadas, breves y solitarias según los resultados del estudio “Cómo comen los españoles” elaborado por Elena Espeitx, del Grupo de Investigación Bienestar y Capital Social de la Universidad de Zaragoza.

El estudio refleja que 8 de cada 10 personas están pendientes del móvil mientras comen y que un 60% de éstos deja el teléfono sobre la mesa mientras come, la mayoría de ellos con sonido. Esta tendencia se observa sobre todo entre las mujeres mientras que los hombres acostumbran a guardarlo en el bolsillo con sonido.

Asimismo, más de la mitad de la población tiene la televisión encendida durante la comida y hasta un 90% la ve mientras cena, la mayoría para distraerse o informarse de la actualidad.

Otra de las principales conclusiones del estudio hace referencia a la rapidez de las comidas de los españoles, ya que 1 de cada 4 le dedica 15 minutos o menos, una tasa que se acentúa hasta la mitad en jóvenes de entre 18 y 24 años.

Elena Espeitx, Doctora en Antropología Social y profesora de la Universidad de Zaragoza, comenta que las pausas para la comida en España son relativamente largas: “El problema es que la mayoría de la gente no destina ese tiempo a comer y lo invierte en otro tipo de actividades como el trabajo o las obligaciones familiares entre otros”.

La brevedad en las comidas viene muy marcada por los compromisos laborales; para 6 de cada 10 españoles, el trabajo es lo que más tiempo roba a sus comidas. Y más del 50% de las mujeres afirma notar alguna molestia digestiva cuando dedica poco tiempo a comer.

El fenómeno de la soledad se acentúa en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, donde 4 de cada 10 trabajadores comen solos entre semana. Sin embargo, la buena compañía sigue siendo uno de los factores más apreciados los españoles a la hora de comer y el 88% de los españoles afirma dedicar más tiempo a sus comidas si se encuentran acompañados, y el 67% sentirse muy felices cuando comparten mesa con la gente que quieren.