El sector reclama el mantenimiento de la fiscalidad actual de las bebidas alcohólicas

Representantes de la cadena de valor del sector de las bebidas con contenido alcohólico ayer en Madrid.
Representantes de la cadena de valor del sector de las bebidas con contenido alcohólico ayer en Madrid.

El sector de bebidas con contenido alcohólico ha reclamado de forma conjunta -en un acto en el que participaron representantes de toda la cadena de valor (sector agrícola, industrial, distribución comercial y canal Horeca)- el mantenimiento de la fiscalidad en los términos actuales, con el objetivo de seguir aportando al crecimiento de la economía española y su competitividad, a la generación de empleo y a la contribución retributiva a la hacienda pública.

Esta defensa se apoya en el análisis del informe “El sector de bebidas con contenido alcohólico y su relevancia en la economía española”, elaborado por AFI (Analistas Financieros Internacionales) para Cerveceros de España, la Federación Española del Vino (FEV) y FEBE (Federación Española de Bebidas Espirituosas) y suscrito por más de una veintena de asociaciones.

En éste se detallan y cuantifican los efectos del mantenimiento de la política fiscal actual en el sector, en términos de contribución a la economía, la generación de empleo y la recaudación fiscal, así como el impacto de un hipotético incremento de la fiscalidad en estos ámbitos.

En un escenario de mantenimiento de la política fiscal y con las previsiones de crecimiento actuales, tomando como base 2014 -2017, el informe señala que:

  • la actividad económica (VAB, Valor Añadido Bruto) se incrementaría en 3.448 M€ (representaría un incremento del 8,6% sobre la contribución actual del sector al PIB);
  • podrían generarse 64.061 empleos en toda la cadena de valor; y
  • la contribución fiscal de la cadena de valor del sector aumentaría en 1.718 M€.

“La subida fiscal incide o bien en los márgenes empresariales, lo que induce a cesar actividades o reducir inversiones, con la consiguiente pérdida de VAB y empleo; o bien se traslada a los precios finales de los consumidores, que si no reducen su consumo cambian el canal (consumo hogar vs hostelería, que genera más recaudación) y adquieren productos de menor precio o categoría, en detrimento de aquellos de mayor valor añadido o precio, que son los que mayor retorno fiscal generan”, explica el informe.