El turismo gastronómico consolida su reputación on line en España

El Monitor de Reputación Online de Destinos Gastronómicos 2015, realizado por quinto año consecutivo por  la consultora Vivential Value, refleja un fuerte crecimiento en el volumen opiniones en internet de clientes de restaurantes de 20 destinos gastronómicos de España.

Así, el número de nuevas opiniones sigue creciendo de manera muy destacada, hasta superar los 2,5 millones de valoraciones acumuladas, un millón más que en 2014 y suponiendo un incremento del 75% interanual.

Aunque este crecimiento permite una mejora general en la reputación on line del sector, se acentúan las desigualdades en favor de los destinos con más turismo extranjero, según este estudio elaborado a partir del bigdata disponible en internet en forma de puntuaciones de clientes de restaurantes de 20 provincias españolas.

Por otra parte, el indicador de referencia iRON (Índice de Reputación Online) mejora respecto a la edición 2014, hasta alcanzar el 7,82 sobre 10 (frente al 7,74 de 2014). Una vez más solo 3 destinos de los 20 analizados alcanzan un valor superior a 8 sobre 10 en su índice iRON de restauración. Esto sitúa la dimensión gastronómica de nuestros territorios por debajo de otros sectores en términos de valoración online, como por ejemplo frente a los alojamientos, cultura o naturaleza.

Los turistas nacionales siguen siendo los más críticos con nuestros restaurantes, destacando por el contrario la positiva valoración online emitida por turistas de mercados emergentes como Rusia, Brasil o China, así como también la de mercados consolidados como Reino Unido, Estados Unidos o Alemania. Menos destacadas, y por tanto objeto de necesaria atención por parte de los gestores de destinos, la satisfacción y valoración de turistas de importantes mercados como los italianos, franceses o nórdicos.

Desde la consultora Vivential Value, con sede en Barcelona, su director Rafael González destaca que “con independencia de si la gastronomía es o no el motivo principal del viaje, la experiencia gastronómica de los turistas en nuestros destinos es especialmente importante por su capacidad de diferenciación, recuerdo y vinculación emocional con un territorio y, en consecuencia, hay que redoblar los esfuerzos por innovar en su conocimiento preciso y segmentado”.