Grosso Napoletano, mejor cadena de pizza artesana en España

El horno de piedra refractaria es una de las señas de identidad de Grosso Napoletano.
El horno de piedra refractaria es una de las señas de identidad de Grosso Napoletano.

Tan sólo un año después de ser elegida la Mejor Pizzería de España, Grosso Napoletano vuelve a dar que hablar, alzándose con el reconocimiento de la Mejor Cadena de Pizzerías Artesanales de España y situándose entre las 10 Mejores de Europa en el ranking de 50 Top Pizza.

Este reconocimiento otorgado por la famosa guía internacional 50 Top Pizza, vuelve a adentrarse en su último ranking en el continente europeo, analizando y dando visibilidad a las mejores cadenas de pizzerías artesanales del momento. Tiene especial mérito remarcar que esta categoría incluye a las más reconocidas cadenas de pizzerías artesanales italianas, en la que Grosso Napoletano comparte reconocimiento con los grandes iconos del mundo de la pizza, como los prestigiosos Da Michele y Sorbillo, ambos de origen napolitano.

En palabras de Hugo Rodríguez de Prada, fundador de la enseña: “No podemos estar más orgullosos de este reconocimiento y de que con tan solo tres años de trayectoria, Grosso Napoletano sea reconocido como un referente de la pizza junto a grandes referentes del sector a nivel mundial como Da Michele y Sorbillo”.

En tan sólo tres años, Grosso Napoletano se ha convertido en embajador en España de este popular plato de origen italiano, más concretamente de la ciudad de Nápoles. Bajo un concepto único de elaboración y cuidado del producto, que gira en torno a sus hornos de leña y sus pizzaioli napolitanos, las pizzas de Grosso se han convertido en un indispensable en Madrid, donde cuenta con siete locales, y recientemente también en Valencia, ciudad escogida por la compañía para inaugurar su primer local fuera de la capital el pasado mes de julio.

Las pizzas de Grosso

Las de Grosso Napoletano están consideradas entre las mejores pizzas napolitanas de España, y ahora pasa a figurar entre las diez mejores cadenas de pizzerías artesanales de Europa. Su éxito reside en sus hornos de leña de piedra refractaria traídos directamente de Nápoles, su característica masa, los ingredientes italianos y, por supuesto, los pizzaioli declarados Patrimonio Intangible de la Humanidad de la UNESCO en 2017.

La elaboración de la masa sigue un proceso de doble fermentación de 48 horas, en el que se utiliza harina de fuerza italiana y masa madre para lograr una textura y volumen idóneos y conseguir la elasticidad característica de estas pizzas. Los pizzaioli, procedentes en su mayoría de Nápoles, utilizan ingredientes frescos y de máxima calidad importados en su mayoría desde Italia. Cada mañana, encienden puntualmente el horno de leña para llegar a la temperatura óptima de trabajo de 500 ºC.

Una historia de éxito

Febrero de 2017 es la fecha de inauguración del primer establecimiento de Grosso Napoletano en la calle Hermosilla, 85 de Madrid y de fundación de esta joven empresa de capital 100% español liderada por dos jóvenes emprendedores madrileños: Hugo Rodríguez de Prada y Jorge Blas, que ahora se posiciona como líder en su segmento gracias a una fórmula que ofrece una experiencia gastronómica de calidad, a un precio razonable y en atmósferas muy cuidadas. “Nuestra intención es seguir creciendo y abriendo nuevos locales en distintos barrios y ciudades para acercar la pizza napolitana a los españoles”, comenta Hugo Rodríguez de Prada.

Desde entonces, el crecimiento se ha logrado de manera progresiva contando actualmente con ocho locales (siete en Madrid y uno en Valencia). Con todo, el plan de expansión de la compañía pasa por cerrar 2020 con un total de 10 unidades de negocio. De esta manera, el objetivo es consolidar su modelo en Madrid y Valencia, así como también en otras ciudades de la geografía española.