La franquicia hostelera en 2017

Carlos Blanco de Córdova
fundador y socio director de BeFranquicia

 

foto-carlos-blanco-2BeFranquicia es el nuevo concepto de consultoría y marketing dirigido al ámbito de la franquicia. Su objetivo colaborar con las empresas en la realización de sus objetivos y en sus procesos de expansión de una forma innovadora y acorde con los nuevos tiempos, donde la tecnología es la clave.

A la hora de analizar el comportamiento que el sector Hostelería/Restauración va a desarrollar durante 2017, es importante “ir abriendo el apetito” señalando que esta es una de las actividades con mayor peso y protagonismo dentro del sistema de franquicias español.

No en vano, hablamos de un sector que opera en el mercado con más de 8.500 establecimientos, entre propios y franquiciados, de todo tipo de conceptos: comida rápida, tapas, cervecerías, bares, cafeterías, comida temática… que da empleo a más de 57.000 personas y que su facturación ronda los 5.500 millones de euros. Con estas cifras, no es de extrañar que sea una de las “locomotoras” de la franquicia, junto a la alimentación y la moda.

Partiendo de esta base, 2017 se plantea con las mejores perspectivas de crecimiento para este sector, que ha sufrido mucho la crisis y que ya da síntomas indudables de recuperación.

En BeFranquicia somos optimistas respecto al futuro, a corto y medio plazo, del mercado de la hostelería y restauración, habida cuenta de que en plena recesión ha sabido “ponerse a dieta” para ahora volver a “engordar”. Y lo ha hecho a base de lanzar al mercado nuevos conceptos de negocio, originales e innovadores, de perfeccionar el marketing local a través de continuas promociones a los consumidores, de apostar por el refuerzo de imagen de marca, por el uso de nuevos canales de venta como son las redes sociales, apps, clubs de socios, acciones de marketing online, posicionamiento SEO, campañas de Adwords… Todo cuenta para conseguir atraer a la clientela al punto de venta.

No obstante, hay que tener en cuenta que para ofrecer la mejor experiencia de servicio al consumidor es fundamental disponer de todas estas herramientas y recursos. Para ello, determinadas fórmulas de negocio, como la franquicia, son muy atractivas, ya que permiten replicar esta experiencia en distintas ciudades, sin perder los valores y la esencia de la marca, que hoy en día es más importante que el propio producto o servicio ofertado.

Los conceptos de mayor éxito

Cuando se trata de valorar qué tipo de negocios de hostelería son los que van a despuntar en este ejercicio, estamos asistiendo al boom de los formatos temáticos, que son los que tienen un mayor recorrido, y más si se apoyan en la franquicia para crecer y consolidarse en el mercado. En este sentido, cada día surgen nuevos conceptos que sorprenden por su originalidad y que conectan enseguida con el público.

Para un empresario hostelero que quiere expandir su negocio, lo ideal, sin duda, es empezar a crecer a partir de una experiencia piloto que constate el éxito y la aceptación del establecimiento, puliendo los posibles errores y desviaciones. Podría empezar a franquiciar una vez transcurrido un plazo de tiempo razonable –un año y medio o dos años, como mínimo−, con un saber hacer que funcione y que aporte novedad y diferenciación al mercado. Por eso, es fácil encontrar restaurantes especializados en comida de diferentes países y culturas: mexicana, italiana, asiática, portuguesa, turca, libanesa, argentina…

Por otra parte, hoy en día encontramos conceptos especializados, por ejemplo, en ofrecer una alimentación saludable a base de cereales, o conceptos de “street food” que han conectado perfectamente con la gente joven; asimismo, otro tipo de negocios que vuelven a hacer las delicias de los consumidores, pero dando un giro para adaptarse a las nuevas demandas y necesidades de un mercado en constante cambio, son las enseñas de bocadillos gastronómicos, los gastrobares o las heladerías artesanas.

20170322_1

También se están abriendo su propio hueco marcas relacionadas con la comida rápida, pizzerías, hamburgueserías… un clásico de siempre, pero que ahora tienen una oferta diferente y elaborada para competir con los grandes de este subsector.

Y si seguimos hablando de tendencias, en este momento, y gracias a las facilidades que ofrece el mundo de la tecnología, especialmente en todo lo relacionado con las apps y a la concienciación que se va desarrollando del pago por móvil, estamos viviendo el boom del delivery, una línea de negocio que también ha existido siempre, pero que ahora está conectando mayoritariamente con el gran público, lo mismo que sucede con el servicio take away, que cada vez es más demandado por el consumidor.

logotipo BeFranquiciaDe este nuevo escenario han de ser conscientes las empresas del sector hostelero, a riesgo de que, de no adaptarse a él, se queden en modelos de negocio obsoletos, cuya existencia en el mercado sea cada vez más difícil.

Es innegable que esta actividad cuenta con muchos puntos fuertes, como su rica variedad gastronómica, su dinamismo, su calidad, el reconocimiento internacional… aspectos que le permiten ser el motor de la economía española; pero también es cierto que el mercado actual exige estar alerta y permanente conectado con sus gustos. En este punto, la innovación debe dar soluciones a estas necesidades que ya existen en el mercado, y para ello, la franquicia se posiciona como el mejor sistema de negocio, no solo porque moderniza el comercio, sino también porque permite expandir y consolidar los conceptos para el gran público.

 

 

1 COMENTARIO