La venta de platos preparados con verduras crece casi un 40% en 2018

La preocupación por mantener una dieta equilibrada crece cada vez más en los consumidores de platos preparados. Muestra de ello es el incremento, en un 39,1% (en 2018), en la compra de platos preparados con base de verduras. En total, el pasado año las familias españolas consumieron 5.253 toneladas de platos elaborados con alimentos de origen vegetal, según la Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados (Asefapre).

“El acelerado ritmo del día a día unido a la necesidad de mantener una alimentación equilibrada han incrementado la demanda de platos saludables que, al mismo tiempo, sean fáciles y rápidos de cocinar”, explica Álvaro Aguilar, secretario general de la asociación.

Junto al crecimiento de las bases de verdura también destaca el fuerte aumento del consumo de la tortilla de patatas refrigerada, de la que en 2018 se adquirieron 20.655 toneladas, un 18,4% más respecto al año anterior.

Por su parte, también crece el consumo de propuestas internacionales, en especial de la comida asiática. “Aunque los platos tradicionales siguen triunfando, los consumidores demandan nuevas materias primas, ingredientes y sabores”, detalla Aguilar al respecto. El consumo de sushi lidera el crecimiento: se elevó un 15% el pasado año.

Las bases de arroz se sitúan en el cuarto lugar del ranking de los platos preparados con mayor crecimiento en 2018, incrementándose un 14,4% su consumo, que se situó en 1.785 toneladas.

En general, la venta platos preparados creció un 3,8% el pasado año, alcanzando las 501.533 toneladas frente a las 483.380 toneladas de 2017. El consumo se situó  en torno a los 14,64 kg por persona/año.

Este incremento está relacionado, según Álvaro Aguilar, con que “el consumidor reconoce la calidad de los productos y el esfuerzo de los productores por ampliar una gama de platos que cada año aumenta con nuevas propuestas que permiten mantener una dieta equilibrada y suponen un gran ahorro de tiempo”.