llaollao cerró 2019 con un aumento del 13% en sus ventas

llaollao Petit, formato de negocio al que se unirá ahora el foodtruck.
llaollao Petit, formato de negocio al que se unirá ahora el foodtruck.

El grupo llaollao alcanzó el año pasado una facturación de 60 millones de euros, de los que 44 corresponden a franquicias nacionales e internacionales. Algo más del 50% de estos 44 millones, concretamente 22,5, corresponden únicamente a las tiendas de España, obteniendo así un crecimiento del 10% respecto al ejercicio anterior, lo que se interpreta como un gran momento para la compañía en nuestro país.

“En llaollao seguimos apostando y focalizando nuestro crecimiento y expansión principalmente en España, y estamos realmente contentos porque los resultados del ejercicio que acabamos de cerrar así lo avalan, ya que hemos facturado un 10% más que el pasado año en España”, afirma Pedro Espinosa, CEO del grupo.

2019 ha sido el año en el que el grupo ha afianzado su presencia en Oriente Medio con la firma de un máster franquicia para Irak, Kuwait y Líbano, sumando así nuevas aperturas a las ya existentes en Arabia Saudí, y en el que ha ampliado su presencia internacional llegando a los 5 continentes, suscribiendo un acuerdo con otro máster franquicia en Australia.

Con un crecimiento imparable, tiene firmadas 210 licencias más con compromiso de apertura a corto plazo, con lo que alcanzaría un total de más de 450 establecimientos en todo el mundo. Todo ello ha hecho posible que sus beneficios se cifren en 4,2 millones, con un margen neto de negocio que supera ligeramente el 25%.

“Nuestro número de franquicias sigue subiendo, alcanzando ya las 232 repartidas en 25 países de los 5 continentes, a las que en breve sumaremos 14 más entre territorio nacional e internacional: Arabia Saudí, Suiza, El Salvador, Guatemala, Indonesia, Líbano, Filipinas, Myanmar y España serán sus destinos”, confirma Espinosa.

Este nuevo año también comienza con nuevas apuestas. Destacables son el lanzamiento de un nuevo tipo de espacio llaollao, el food truck, que se suma a los tres ya existentes: tienda, kiosko y Petit llaollao; la firma de un acuerdo con una productora de cine de primer nivel para el lanzamiento de dos campañas destinadas a público infantil, y la progresiva implantación de medidas de RSC, en las que se está trabajando para su posterior concreción y puesta en marcha.

“Estamos trabajando y evolucionando constantemente buscando nuevas fórmulas que incrementen el beneficio para el grupo llaollao y sus franquiciados, sin olvidar nunca que nuestro principal activo es nuestro cliente, al que cuidamos y ofrecemos la máxima: un yogur helado de calidad, personalizable y nutricionalmente equilibrado”, concluye el impulsor de la compañía.