Un encuentro cara a cara entre Sergio Rivas, CEO de Beer&Food, y Hugo Rodríguez de Prada, co-fundador y co-CEO de Grosso Napoletano, marcó el pasado viernes 16 el estreno oficial del nuevo formato de charlas personales de Restauración News y Cheerfy, integrada en nuestro espacio virtual Foodservice Talks. Las expectativas generadas para este primer encuentro eran muy elevadas y los participantes no defraudaron con un intercambio de opiniones sin moderador en el que se abordaron sin tapujos los temas de mayor actualidad de un sector sacudido por la pandemia.

En un tono cordial y cómplice, los representantes de dos generaciones totalmente diferentes de profesionales de la hostelería española, desgranaron uno a uno los pormenores de cómo ha afectado la situación sanitaria a sus respectivos negocios. Tras comentar brevemente su trayectoria y el camino seguido por ambos hasta incorporarse a sus actuales empresas, Rivas y Rodríguez de Prada analizaron la situación actual de un sector golpeado por las restricciones impuestas por la evolución de la pandemia y sometido a constantes cambios de criterios por parte de las administraciones.

Tal y como se esperaba, ambos coincidieron en destacar la capacidad de adaptación mostrada por sus organizaciones a la hora de reaccionar al cierre total y cese de sus negocios, cada uno desde las características de sus compañías; una cuasi start up con pocos años en el mercado en el caso de Grosso Napoletano, y una gran corporación multimarca referente en la industria con 400 locales operativos en el caso de Beer&Food (hoy Avanza Food). En los dos casos, la imposibilidad de abrir sus locales derivó en nuevas iniciativas corporativas como #Food4Heroes o la puesta en marcha de de nuevos servicios y formatos en torno al delivery como las dark kitchens. En cualquier caso, no implicó el cese de la actividad y ambos directivos mostraron su orgullo por haber superado una situación de incertidumbre de forma proactiva.

La conversación no dejó de lado temas espinosos como la cuestionable gestión política de las restricciones sanitarias y de la ausencia de medidas reales de apoyo a la hostelería por parte de las administraciones, así como la dificultad de sostener unos negocios sin actividad en los que costes fijos como el de las rentas inmobiliarias no desaparecieron en muchos casos. La relación con las plataformas de delivery y agregadores de comida a domicilio también ocupó una buena parte de una charla que puso de manifiesto la necesidad de hacerse con el control de los datos de sus clientes finales por parte de las marcas de restauración y de reducir el coste de las comisiones.

La primera sesión de #FoodserviceTalks terminó con una mirada al futuro del sector de la restauración, un futuro que tanto Rivas como Rodríguez de Prada consideran que nunca será similar a lo vivido antes de la pandemia, con una tendencia cada vez más creciente y acelerada del consumo a domicilio pero sin renunciar a vivir la experiencia en sala que tanto ha caracterizado a los nuevos conceptos de restauración organizada en los últimos años.