Saddle, el restaurante que toma el relevo del mítico Jockey

El nuevo proyecto Saddle ocupa el local que durante décadas acogió al histórico Jockey.
El nuevo proyecto Saddle ocupa el local que durante décadas acogió al histórico Jockey.

El legendario local situado en el número 6 de Amador de los Ríos, en el que estuvo ubicado el restaurante Jockey durante décadas, vive durante estos meses una profunda remodelación arquitectónica, con el objetivo de convertirse de nuevo en un referente gastronómico de Madrid como Saddle.

Dividido en tres plantas (1.600 metros cuadrados en total) el espacio que abrirá en primavera, acogerá diferentes conceptos gracias al trabajo de Studio Gronda, reconocido a nivel mundial y cuyo fundador, Diego Gronda, se ha involucrado especialmente en el proyecto.

En la planta principal, The Lobby Bar ofrecerá una propuesta gastronómica y de coctelería en un ambiente de refinada informalidad. En esa misma planta, The Restaurant servirá en sus 25 mesas, alta cocina tradicional en un espectacular entorno donde cobra especial protagonismo el lucernario y un pequeño jardín. Estos elementos arquitectónicos, cambiarán por completo el recuerdo de aquellos afortunados que frecuentaban el local en su anterior vida. Por último, The Rooms, en la primera planta, acogerá un total de cinco privados con recepción independiente y una capacidad de entre 4 y 24 personas.

Para conseguir alcanzar las altas metas que se han marcado sus fundadores se ha confiado en un equipo humano coordinado por un referente como Carlos García Mayoralas, director de operaciones procedente del Grupo Dani García. Así, en la cocina será Adolfo Santos (Lakasa, Santceloni) quien lidere la propuesta como chef ejecutivo, siempre con la base de la temporada y el producto como ejes vertebradores e irrenunciables. Saddle cuidará especialmente su servicio en sala, y con el objetivo de buscar la máxima excelencia, incorporará para ello a Vicente Alonso (El Paraguas) como director.

Israel Ramírez (Dani García Restaurante) ejercerá como director de Vinos al frente de una bodega con más de 1.000 referencias. Por último, Saddle concederá destacada importancia a la coctelería, y suma a su equipo a Pedro Morillas, uno de los exponentes actuales en mixología (Amazónico, Platea) quien ha elaborado una ambiciosa propuesta de corte clásico que promete convertirse desde el primer momento en un referente nacional e internacional.