El 40% de los consumidores pagaría más por productos de empresas socialmente comprometidas

El consumidor actual se caracteriza por un pensamiento dual marcado por una hipersensibilidad al precio (sin olvidar la calidad) al tiempo que se muestra dispuesto a pagar más por determinados artículos.

Es el caso de los productos de marcas socialmente comprometidas, aspecto reconocido por cuatro de cada diez consumidores, que los incluyen en su compra aunque cuesten más dinero, según el informe “El consumidor frente a la responsabilidad social corporativa de las marcas”, elaborado por Nielsen.

Según la consultora, esta predisposición hacia el producto socialmente comprometido es 5 puntos superior al resultado obtenido el año pasado en este informe realizado con datos de más de 30.000 consumidores de 60 países de Asia-Pacífico, Europa, América Latina, Oriente Medio, África y América del Norte que han tenido un hijo en los últimos cinco años.

El consumidor busca principalmente relación calidad-precio, un factor decisivo para dos de cada tres españoles, aunque otros aspectos determinantes para elegir son la calidad (65%), los beneficios saludables y nutricionales (57%) o que el producto sean de una marca en la que confía (55%).

Sin embargo, para alrededor de uno de cada tres también resultan decisivos los compromisos sociales de las marcas y tienen muy en cuenta aspectos como que la compañía sea conocida por sus valores sociales (36%) y su compromiso con su comunidad (36%). Asimismo, el factor medioambiental resulta determinante para alrededor del 35% de los consumidores.