erlenbacher presenta su nueva gama Tartas Fresh

erlenbacher backwaren ha presentado tartas Fresh, un nuevo concepto que es perfecto para la gama fresca: se suministran en formato individual y congeladas, pero al consumidor se ofrecen ya descongeladas.

Estas tartas tienen una alta estabilidad y un tiempo de conservación de hasta cinco días a temperatura ambiente. Las tartas gourmet tienen un diámetro de 18 cm y los rectángulos de horno y de crema/nata pesan entre 300 y 610 g; porciones ideales para un fin de semana, envasadas en blisters transparentes para ver el producto.

Dinamizar la oferta

Se ofrecen en la distribución moderna, en la zona de panadería como producto fresco para llevar, emblistadas por erlenbacher – el cliente profesional pone la etiqueta de ingredientes y fecha de caducidad y listo – o el cliente mismo emblista y presenta la tarta como hecha en su propio obrador de pastelería. Igual como las cuatro tartas Cake to go, presentadas el año pasado, las nuevas Tartas Fresh también son aptas para el delivery, take away o retail.

Con la nueva gama fresca de 12 productos aptos para cada temporada, erlenbacher quiere dinamizar la oferta y rotación de estas tartas y rectángulos gourmet y ofrecer alternativas a la clásica tarta congelada. Es un concepto parecido a la recien presentada gama Cake to go, porciones de tartas en blisters individuales, listas para ser consumidas.