Desmontando cinco falsos mitos sobre el cashback en restauración

Por Gala Gil, Head of Partnerships en Triple.

Nadie duda ya de que los programas de fidelización son beneficiosos para las empresas de restauración. Son una manera muy eficiente de premiar a los clientes fieles y fomentar las ventas recurrentes. No obstante, la implantación y gestión de este tipo de planes se topa con algunos prejuicios que no todos los operadores están dispuestos a desmontar, ya sea por la falta de tiempo, presupuesto e información.

Gala gil Triple
Foto: Gala Gil (Triple).

Precisamente, el tiempo y los recursos que se necesitan para poner en marcha un programa de cashback son las razones que más alegan los hosteleros que aún no han incluido este tipo de acciones en sus estrategias de marketing y expansión.

Antes de lanzar una acción de este tipo es necesario analizar cuáles son los objetivos de la empresa: qué se quiere conseguir; qué público objetivo se quiere alcanzar; cuáles son los reembolsos que se pueden ofrecer, etc. Para todo esto se necesita tiempo y conocimientos sobre el funcionamiento de estos planes.

Esta es la razón principal de que la mayoría de los operadores que apuestan por el cashback deleguen su diseño, implantación y seguimiento en compañías especializadas. Al unir su experiencia con la información suministrada por los operadores sobre su negocio y clientela, desarrollan planes mucho más eficaces y adaptados a lo que las marcas necesitan, ya sea aumentar el ticket medio, hacer crecer el negocio online, fomentar el delivery, etc.

Los clientes rechazan darse de alta en clubes de fidelización

Otras de las barreras a las que se enfrentan las marcas es el rechazo de los clientes a darse de alta en muchos clubes de fidelización y ceder sus datos. Los consumidores cada vez son más exigentes y a menudo evitan esa sensación de verse atrapados en otro club más, que les entrega otra tarjeta más y con el que recibirán muchos emails publicitarios más.

qr restaurante cashback
Foto: Unsplash.

Para vencer esta reticencia, existen tecnologías, como la desarrollada por Triple, que se integran directamente en las aplicaciones de los bancos, con lo que el consumidor no tiene que registrarse ni darse de alta en ningún grupo, ni utilizar tarjetas de puntos.

A diferencia de lo que se ha comentado anteriormente, Triple prioriza la usabilidad, la sencillez y la personalización. Basta con que el consumidor pague sus consumiciones en tienda física u online con su tarjeta de crédito o débito habitual para empezar a recibir sus recompensas.

Los hosteleros dudan del retorno de las acciones de cashback

Otra de las dudas que asaltan a los operadores es el retorno que obtendrán con este tipo de acciones. Si los beneficios serán mayores a los reembolsos. Pues bien, estos planes son totalmente flexibles y se adaptan a las necesidades de las marcas en cada momento. De hecho, se recomienda analizar los resultados periódicamente para optimizar las acciones y redefinir los objetivos.

Cada marca decide el porcentaje de cashback que el consumidor acumula por compra; la cantidad de recompensas que debe reunir antes de cobrar; si se establece un tope, etc. De esta manera, los operadores tienen el control total sobre el programa y, cuantas más acciones lleven a cabo, mayor será su conocimiento de los clientes que acuden a sus locales o consumen sus productos, y mayor su retorno.

¿Qué hacer con los datos generados por el cashback?

A menudo, la cantidad de datos generada por los programas de cashback es tal que las empresas no saben qué hacer con ellos. Se necesitan las herramientas adecuadas para analizar, ordenar y gestionar toda esa información.

codigo qr pago movil restaurante cashback
Foto: Unsplash.

Una vez más, la clave está en la externalización. Dejar ese trabajo en manos de expertos ayuda a exprimir al máximo esos datos, con las ventajas estratégicas y de desarrollo de negocio que ello conlleva.

Este tipo de tecnología de cashback integrada en las aplicaciones bancarias es pionera en España, pero ya existen bancos como WiZink o Vivid que la utilizan. Y lo mismo ocurre con las marcas, cada vez son más los operadores de restauración que deciden premiar a sus clientes de una forma fácil pero controlada. Healthy Poke, Malvón Empanadas o Eat Tasty son algunos ejemplos. ¿Y usted? ¿A qué está esperando para ver crecer sus ventas y mejorar el grado de engagement de sus clientes con su empresa?

¡Más noticias sobre gestión de hostelería aquí!