Mahou San Miguel crece por quinto año y alcanza los 170 millones de beneficio

Mahou San Miguel consolidó en 2018 su liderazgo en el sector cervecero con un incremento de su cifra de negocio, que creció por quinto año consecutivo, hasta los 1.298,6 millones de euros, un 2,9% mayor que en 2017 y la más alta de su historia.

Por otro lado, tanto su EBITDA como su beneficio antes de impuestos aumentaron un 1,1% hasta los 260,3 millones de euros y los 170,4 millones de euros, respectivamente.

Además, la cervecera reforzó de manera muy relevante su inversión, que creció un 31,5% y se situó en 119,8 millones de euros, lo que refleja el firme compromiso de sus accionistas con el futuro de la compañía.

Estos se destinaron, principalmente, a la actualización y mejora de sus centros productivos, tanto dentro como fuera de España, así como a proyectos encaminados a mejorar la eficiencia, productividad, sostenibilidad y, por tanto, competitividad de la compañía.

Sus ventas totales también volvieron a batir records situándose en los 18,3 millones de hectólitros, un 10,2% más, de los que 14,1 correspondieron a cerveza y 4,2 a agua mineral, de sabores y funcionales.

Mahou San Miguel creó empleo directo en 11 comunidades autónomas y continuó apoyando al tejido empresarial local favoreciendo la proximidad y la sostenibilidad a través de sus 11 centros de producción de cerveza, cuatro manantiales y plantas de envasado de agua, una sede corporativa y 16 delegaciones y oficinas comerciales en nuestro país.

En 2018, incorporó a 230 profesionales, 115 de ellos menores de 30 años, lo que pone de manifiesto su compromiso con la generación de empleo estable y de calidad, con especial foco en los jóvenes.

La innovación fue clave en los buenos resultados de Mahou San Miguel, que destinó a esta palanca estratégica y transversal de crecimiento 25,4 millones de euros, un 23% más que en 2017, lo que tuvo su reflejo en las ventas. Concretamente, el pasado año, un 4,8% de su venta neta total provino de la innovación, frente al 3,8% de 2017. La aspiración de la compañía es que, junto con la premiumización, represente el 10% en 2020.