Protocolo para menús escolares sin gluten de Ausolan y ACEPA

El Grupo Ausolan y la Asociación Celíaca Principado de Asturias (ACEPA) han firmado un convenio de colaboración para poner en marcha un protocolo de asesoramiento de menús sin gluten.

Y es que, según los últimos datos públicos (2017) más de 26.000 asturianos sufren algún tipo de alergia alimentaria. Un problema que afecta hasta el 6% de la población infantil y que condiciona y limita los hábitos y rutinas de las personas afectadas, con la consiguiente pérdida en su calidad de vida.

Con la firma de este convenio, se persigue profundizar en la sensibilización y formación de todos los centros escolares asturianos para mejorar la calidad de vida de los alumnos que comen a diario en el colegio.

En el marco de este acuerdo, “Ausolan colaborará con la asociación transmitiendo su saber hacer en la gestión de dietas de los escolares celiacos, de forma que la asociación pueda acudir a todos los centros asturianos que lo soliciten para asesorarles sobre las dietas y cuidado que reciben los menores”, señala Laura Gago, representante de Ausolan en el Principado.

Desde la Asociación Celiaca Principado de Asturias han destacado los procesos internos de Ausolan, “pues aportan la máxima seguridad, haciendo que los consumidores celiacos reciban una dieta adecuada a su realidad, además de nutricionalmente equilibrada, así como la constante formación y sensibilización del personal”, señala la presidenta de ACEPA, Amelia Tessier.

Ausolan presta servicios en el Principado de Asturias a más de 100 clientes, lo que se traduce en más de 10.000 menús diarios, producidos en sus cocinas centrales e in situ. Del total de los menús diarios, “aproximadamente un 3% son dietas especiales, destinadas a los consumidores alérgicos e intolerantes y de este porcentaje, un 23% aproximadamente son consumidas por afectados por celiaquía”, señala Tessier.

Para ACEPA, uno de los factores diferenciales de Ausolan “es su forma de gestionar la celiaquía”, señalan, pues se hace desde la inclusión y la normalización.  Una realidad sumamente relevante en el comedor escolar ya que los padres no solo pueden tener la máxima seguridad de que los menús que reciben sus hijos son adecuados a sus necesidades; sino que, además, en el momento de la comida convivan con total normalidad con otros niños, aspecto sumamente importante para posibilitar el desarrollo social y emocional de estos menores.