Las hamburguesas Timesburg llegan a Madrid

Los restaurantes de Timesburg se caracterizan por su ambiente acogedor y 'de barrio'.
Los restaurantes de Timesburg se caracterizan por su ambiente acogedor y ‘de barrio’.

La cadena Timesburg lleva desde finales de 2012 ofreciendo en Barcelona hamburguesas gourmet de alta calidad en un ambiente cercano y local, con un diseño original y muy cuidado de sus siete restaurantes. Ahora desembarca en Madrid.

Estos locales proponen a sus clientes 16 tipos de hamburguesas, además de la especial del mes, o bien “elaborar” una a medida, escogiendo desde el tipo de pan artesano (mollete, multicereal, semillas de amapola o sin pan), pasando por la carne (100% vacuno, wagyu, ecológica o vegetariana), hasta los extras como bacon, diferentes tipos de queso, pepinillos o salsas.

Para acompañar, las patatas fritas de la abuelita María Antonia, cortadas a mano, con piel y fritas en aceite de oliva o alguna de sus ensaladas: la Caesar, preparada con lechuga francesa, pollo, bacon, croutons y queso Parmigianino o la Timesburg compuesta por brotes de mezclum, nueces, queso de cabra y confitura de arándanos. De postre, Tiramisú o la Panna Cotta de Nutella.

LaMassimoTimesburgTimesburg nace en 2012 de la inspiración de tres socios (Sergio Ibáñez, Miguel Ángel Rodríguez y Maiol Rodríguez) que quisieron dar a la hamburguesa una orientación más de autor con una carta en homenaje a distintos puntos del planeta: La Massimo, con tomate seco de origen italiano o La D.F. con el toque picante que aporta el jalapeño y el chipotle, entre muchas otras.

Su primer restaurante lo abrieron en la calle París de Barcelona a finales de diciembre de 2012 y en poco tiempo, Timesburg abrió nuevos locales en los barrios de Poblenou y Sants. Apartados de zonas turísticas, sus socios han sabido conjugar una propuesta basada en la hamburguesa hecha con carne de primera y un ambiente de barrio y cercano, obviando la posibilidad de crecer con franquicias.

En 2015 Timesburg inauguró restaurante en la zona de Sant Pau en Barcelona, pero es en 2016 cuando da un salto, y es que, a finales de año, abrieron tres nuevos locales en tres sábados consecutivos, entre los que se encuentra el primer restaurante de la cadena en Madrid, situado en la calle Francisco Silvela, 91.