Llama Inn aterriza en Madrid tras su éxito en Nueva York

Llama Inn, el concepto del chef Erik Ramírez y su socio Juan Correa, cuenta con dos sedes de éxito en la Gran Manzana neoyorkina. Este 15 de octubre, el equipo de Llama Inn abrirá las puertas de un nuevo restaurante del grupo en Madrid, en el cruce de la calle Conde de Xiquena con Prim.

Llama Inn
Foto: Llama Inn.

Así, Llama Inn sorprenderá al público madrileño a través de una propuesta gastronómica que combina lo mejor de la cocina peruana con un imprescindible punto de inspiración madrileña. 

El chef Erik Ramírez, nacido en Nueva Jersey y de padres peruanos, se enamoró de la cocina del país de sus padres gracias a una visita a Perú en 2009. Gracias a este viaje, decidió enfocarse en sus orígenes y explorar las posibilidades ilimitadas de la cocina peruana. De forma simultánea, Juan Correa también apostó por sus raíces y por su sueño: promover la cocina peruana en Estados Unidos. 

Un concepto «peruyorkino»

Y así es cómo nació Llama Inn, un concepto «peruyorkino» que es fruto de la unión de dos profesionales estadounidenses de origen peruano que buscan poner en valor la cocina peruana a través de una reinterpretación de recetas tradicionales con un enfoque contemporáneo.

Llama Inn
Foto: Llama Inn.

Llama Inn cuenta con dos sedes en Nueva York, y ahora sus creadores se han atrevido a cruzar el charco trayendo el concepto a Madrid. De esta manera, el nuevo Llama Inn llega al barrio de Almagro-Justicia con el fin de conquistar el paladar de todos los madrileños.

Luis Cornejo, jefe de cocina del proyecto en Madrid, será el encargado de capitanear su propuesta gastronómica. Cornejo ha declarado: «La comida peruana es una artesanía en constante evolución, es por ello que buscamos una versión moderna de los sabores, adoptando nuevos ingredientes y técnicas que muestran dicha evolución de una manera moderna y cómoda».

Una carta original que reinterpreta recetas tradicionales 

Llama Inn
Foto: Llama Inn.

Así, la carta de Llama Inn combina lo mejor de la cocina criolla, amazónica, andina, norteña, nikkei y bachiche. Como entrantes destaca la brocheta típica de la comida callejera peruana, con panceta, salsa chair siu cantonesa y ajíes encurtidos con spicy mayo; y otra opción a base de col con chancaca, aderezada con miso, quinoa y furikake, un condimento japonés elaborado a partir de algas, sésamo y pescado deshidratado.

Para continuar el comensal podrá degustar ostras con crème fraîche de yuzu, o un ceviche de atún inspirado en la cocina nikkei. En la carta también hay otra versión de ceviche, a base de vieiras, con yuzu kosho, mezclado con ají y pitahaya, conocida como la fruta del dragón.

Llama Inn
Foto: Llama Inn.

La carta de Madrid incluye algunos imprescindibles de sus restaurantes de Nueva York. Por ejemplo, la ensalada de quinoa con dos texturas diferentes que juega con el ácido de la capa exterior y un cremoso y dulce interior. O también el lomo saltado, originario de la gastronomía chifa, servido junto a unos crêpes de cebollino y ajíes encurtidos y palta.

El broche de oro lo ponen postres a base de frutas, como la lúcuma con aceite de oliva, o el palo santo con miel de Oxapampa, o los picarones, una especie de rosquillas acompañadas de chancaca y helado de vainilla.

El arte es protagonista en Llama Inn

La carta líquida, por su parte, ha sido diseñada por la Bar Manager Natasha Bermúdez. Ofrece destilados peruanos y latinoamericanos que buscan combinar la cocina y coctelería para alargar la experiencia del comensal.

El interiorismo ha corrido a cargo del estudio Plantea, creando un ambiente que hace referencia a las vanguardias europeas, la actitud neoyorkina y la cultura peruana.

El arte tiene gran protagonismo en el local, donde se incorporan obras de José Verá Matos, un joven artista peruano; de la ceramista peruana Frances Munar; o de Betil Dagdelen, artista textil turco-americana.

¡Más noticias sobre la actualidad del sector aquí!