Los besos en Burger King, mejor sin cebolla

Con motivo del Día Internacional del Beso, que se celebra durante el próximo 13 de abril, Burger King ha decidido quitar de sus menús la cebolla fresca, garantizando así que en un día tan especial lo único que se repitan sean los besos.

Día del Beso_Burger King

En la marca se sirve la cebolla fresca, que se corta a diario en los restaurantes, con el objetivo de potenciar su sabor dentro de las hamburguesas y satisfacer así a los amantes de este ingrediente. Sin embargo, cuando se trata de besos, el sabor de la cebolla es poco recomendable. Por eso, los consumidores que durante la jornada del 13 de abril se animen a ir a alguno de los restaurantes Burger King a pedir sus menús Whopper y Big King, se sorprenderán nada más dar el primer bocado: la cebolla fresca habrá desaparecido de todas las hamburguesas. De la misma forma, la marca también dejará de vender durante todo el día sus emblemáticos aros de cebolla.

“Este tipo de acciones son las que hacen que Burger King sea percibido como una marca que no deja indiferente, pero también somos atrevidos y naturales, y siempre cerca de nuestros consumidores, a los que buscamos sorprender y, en esta ocasión, también hacerles reír”, afirma Bianca Shen, directora de Marketing de la multinacional España y Portugal. “Si además podemos lograrlo en este día tan especial, haciendo que los besos sepan a besos y a nada más, mucho mejor”, concluye.

Burger King ha creado un vídeo, en el que se explica la dinámica de la acción, cuya campaña se pondrá en marcha bajo el nombre de ‘Onion Black out’ y que contará con piezas en exterior, digital y restaurante.