La Comunidad de Madrid entregará menús escolares a través de Rodilla y Telepizza

Nuevo local de Rodilla e la estación María Zambrano de Málaga.

La crisis del coronavirus sigue dejándonos noticias relativas a la restauración. En este caso, el acuerdo al que la Comunidad de Madrid ha llegado con Rodilla y Telepizza para el reparto de menús a 11.500 a estudiantes tenían una beca comedor, los cuales pertenecen a familias donde se recibe la Renta Mínima de Insercción.

En un primer momento la medida fue desautorizada por el Ministerio de Sanidad pero, a medio día, era el consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, quien anunciaba que finalmente sí se llevaría a cabo.

 Así, esta iniciativa ya está en marcha y se desarrollará hasta que dure el cierre de los centros escolares por el coronavirus. Hasta el momento, los estudiantes podrán recoger su menú en los 118 establecimientos de Rodilla y Telepizza adheridos a la iniciativa, aunque no se descarta que el número se amplíe.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso justificó el recurrir a la infraestructura de Rodilla y Telepizza ya que “ni los ayuntamientos, ni la hostelería, ni las empresas de distribución pueden hacer llegar 11.500 comidas (menús variados) cada día a los escolares”.

Varios escenarios planteados

Desde la Comunidad aseguran que una vez conocido el cierre de los colegios se buscaron soluciones para seguir proporcionando la beca comedor, pensando en un primer momento en empresas de catering. Tras consultar posibilidades se declinó esta opción por posibles problemas en la distribución. 

“Al fracasar esta posibilidad, el jueves 12 de marzo nos reunimos con la asociación de hostelería y restauración con mayor número de locales para que los niños pudieran comer en un restaurante cercano a su domicilio. Lógicamente, este sistema debía tener un método de control de los alumnos que podían acudir a los diferentes establecimientos de restauración, pero desde la asociación se comunicó que era imposible llevarlo a cabo. En todo caso, mediante Orden de la Consejería de Sanidad se cerraron los restaurantes y cafeterías ese mismo día y este método se convirtió en imposible”, añaden.

Finalmente, recurrieron a la asociación Marcas de Restauración. “De todas sus empresas, solamente Telepizza y Rodilla manifestaron capacidad para acometer la actuación de alimentar a los 11.500 alumnos. Inicialmente se ha dado prioridad a Telepizza por contar con un número mayor de establecimientos en la Comunidad de Madrid y considerarse que ese factor era esencial y posteriormente se ha incluido Rodilla por haber establecidos entre ambos establecimientos de restauración un instrumento de comunicación para evitar duplicidades en la entrega de menús a los alumnos”.