Llega Dani, el restaurante de Dani García en el Four Seasons

Lounge de Dani Brasserie. Foto: ©Óscar Romero
Lounge de Dani Brasserie. Foto: ©Óscar Romero

Con 25 años de trayectoria reconocida con tres estrellas Michelin, el chef malagueño Dani García da un paso adelante con la apertura de Dani en el hotel Four Seasons el próximo 25 de septiembre en Madrid.

Un restaurante con su propio nombre que supone una visión global de su cocina, donde creatividad y técnica conviven con el gusto por el recetario tradicional andaluz y los sabores que han marcado su carrera a lo largo de los años, envueltos en el indiscutible duende del creador de la “nueva cocina andaluza” a principios de los 2000.

La “joie de vivre” de los madrileños que también comparte Dani García, encuentra en esta brasserie, junto a la imagen de marca que Four Seasons proyecta a nivel mundial, un nuevo lugar de peregrinación, abierto de manera ininterrumpida hasta la medianoche. El restaurante cuenta con un acceso independiente desde la calle Sevilla, directo a la séptima planta del nuevo hotel Four Seasons, donde no podía faltar una amplia terraza que regala unas vistas espectaculares del cielo de Madrid. Dani invita a disfrutar cada momento a su ritmo, alejándose además de los protocolos de la alta gastronomía.

La propuesta culinaria que Dani García ha diseñado supone un recorrido por platos icónicos en su trayectoria y otras elaboraciones creadas específicamente para este restaurante, que buscan crear un nuevo concepto de gastronomía cercana, suculenta y desenfadada que refleje la personalidad del chef malagueño. Elaboraciones que evocan recuerdos de su Andalucía natal, la nueva cocina andaluza, su pasión por los sabores del mundo, y su creatividad y técnica vanguardistas que ponen en valor la materia prima en cada preparación. Una cocina de contraste, ya sea de textura, temperaturas o sabor, y también de matices con sutiles contraposiciones de ingredientes que se potencian y suavizan entre sí.

Gazpacho verde, tomate nitro, tartar de quisquillas de Dani García. Foto: ©Óscar Romero
Gazpacho verde, tomate nitro, tartar de quisquillas de Dani García. Foto: ©Óscar Romero

La de Dani es una carta extensa y adaptada a todos los gustos, que ofrece desde clásicos reinventados para empezar –Dani’s Tortilla, con cebolla caramelizada y ‘queso blu di bufala’, o Dani’s César con sardinas ahumadas, pollo, parmesano y almendras. Para continuar, principales con lo mejor del mar y del campo, con propuestas a base de productos y elaboraciones fetiche para el chef como es el caso del solomillo de atún, que se sirve con encebollado gaditano, apio nabo y acedera roja; o Dani’s Hamburguesa Rossini elaborada a base de vaca vieja y secreto ibérico con foie gras. Como no podía ser de otra manera, tampoco faltan hitos en la cocina del chef como es su mítico tomate nitro con gazpacho verde y tartar de quisquillas, el pollo picantón de corral relleno de foie gras y trufa, o el tartar de zanahoria con caviar de AOVE y pipas de girasol.

Como gran aficionado al producto en su más pura esencia, Dani García se ha asegurado de que los comensales también puedan degustar delicias del mar que se preparan al momento para quedar casi al desnudo y disfrutar así de su excelsa calidad. Ejemplo de ello son la lata de caviar osietra con cangrejo real, crema agria y eneldo, Dani’s anchoas 00 con emulsión de trufa, e incluso O-Toro de Barbate aliñado con aceite de oliva y soja blanca. Además, la propuesta incluye una sección completamente “plant based”, donde brillan especialmente platos como el arroz cremoso de verduras de temporada, o una ratatouille en forma de tartar de tomate seco, zanahoria, apio nabo y calabacín. Para poner el broche de oro a la experiencia, los postres presentan sabores frescos, afrutados, con aromas cítricos (crema de limón, helado de citronella, flor de azahar, yuzu) que conviven con pinceladas más intensas (crema de pistachos, vinagre de Jerez, helado de especias).

Equipo de sala y barra

La oferta líquida de Dani constituye un pilar importante de su concepto. Y por ello, el equipo cuenta con talentos del sector. Agustín Trapero ha sido el gran elegido para dirigir la bodega del restaurante y asesorar a los comensales como experto en la materia, avalado por una importante trayectoria internacional y como embajador en la materia a su vuelta en el país que le vio nacer. La sólida carta de vinos incorpora más de 400 referencias, añadas especiales y exclusivos vinos de autor que harán las delicias de los más sibaritas. Entre su selección de vinos por copas, pueden encontrarse blancos y tintos de las principales denominaciones de origen españolas, cosechas tardías, champagnes, cavas, rosados y una exquisita selección de vinos de Jerez.

Con dos barras que se exhiben en el interior del restaurante, la coctelería tiene un especial protagonismo en Dani. Luca Anastasio, considerado uno de los máximos exponentes de la coctelería y más influyentes a nivel internacional, exhibirá su arte mixológico en el bar. El amplio repertorio en carta cuenta con propuestas de corte tradicional, versiones y creaciones de autor que enfatizan los aromas y sabores de España con guiños muy originales.

El responsable de que todo funcione a la perfección como director de sala de Dani será Manuel Santos e Silva. Tras dirigir el restaurante lisboeta Alma con dos estrellas Michelin, y con su paso por otras sedes de Four Seasons en Europa, Manuel será quien ponga el sello de excelencia en cada servicio coordinando al equipo de que compone el staff de Dani. Además, Dani García, como amante de la música que es, aportará su propio toque personal a la atmósfera del restaurante con sus listas de reproducción seleccionadas especialmente para amplificar la experiencia en la brasserie.

Dani ha buscado al mejor aliado para estilizar su espacio acorde con el ambiente relajado pero sofisticado que lo define, con un punto exótico que traslada a los clientes a un paraíso aislado en pleno centro de Madrid. Así, el interiorismo lo firma el aclamado estudio sueco de Martin Brudnizki, nombrado uno de los mejores diseñadores internacionales de 2020 por la revista AD en el número especial por su 100º aniversario. El concepto de la propuesta está basado en el estilo colonial, predominado por verdes, amarillos y con acentos rojos que aportan calidez al espacio, que a su vez buscan armonía con su entorno, especialmente con el reloj que preside la terraza.