Desencaja renueva su local y su menú de caza

Aspecto del comedor renovada de Desencaja.
Aspecto del comedor renovada de Desencaja.

Tórtola, torcaz, zorzal, grouse, pato azulón, becada, pichón, cerceta, faisán, perdiz, conejo de campo, liebre, jabalí, corzo, venado… son algunas de las piezas que desfilarán por el restaurante Desencaja de Iván Sáez según avance la temporada de caza.

El cocinero Iván Sáez ha diseñado un nuevo menú de caza compuesto por aperitivo, entrante, 4 platos y postre por 45 € en el que, por ejemplo, propone: Snack Box (el aperitivo en un nuevo formato…), Morteruelo, Ensalada de perdiz, Zorzales fritos con caracoles, Ramen de paloma, Tórtola estofada y postre, como la Tartaleta bretona.

Sáez es un loco del producto y todo un experto en caza, algo que convierte a Desencaja en un templo para los amantes de estas recetas en Madrid, aunque mantiene sus menús, en los que por petición del comensal, también puede colarse algo de veda o en el caso del ‘Dueño del Mundo’ (75 €) transformarlo enteramente, eso sí, previa reserva.

Entre los de siempre, la estrella es ‘Un viaje a la Luna’, que incluye una Snack Box, 2 entrantes, 1 pescado, 1 carne y 1 postre, con un precio de 35 €; ‘Un viaje al centro de la Tierra’, con aperitivo, 4 entrantes, 2 principales y 2 postres, por 52 € y el ‘Dueño del Mundo’, compuesto por 12 platos a elección del chef, 75 €. Entre semana ofrece a mediodía una opción más rápida, ‘El Rayo verde’, con un entrante, un principal, bebida y postre o café por 19’50 €. Aunque la marca de la casa son estos menús sorpresa, también se puede comer a la carta con algunos de los must del chef, como Croquetas de jamón, Callos a la madrileña, Bacalao Desencajao o Rabo de toro estofado.

Desencaja ha comenzado el curso con una nueva estética; el restaurante se ha transformado casi casi en una caja de cartón que hará viajar al comensal muy lejos a través de la fantasía de Julio Verne y de una cocina clásica, con unos acertados toques de autor, en la que se ve la evolución y no faltan las sorpresas, los inesperados sabores, las cuidadas presentaciones ni los detalles de principio a fin.

Liebre a la royal con castaña de Iván Sáez.
Liebre a la royal con castaña de Iván Sáez.