Grupo Rantanplan abre Chow Chow, su tercer restaurante en Madrid

Chow Chow

Acaba de abrir Chow Chow, el nuevo restaurante del grupo hostelero Rantanplan, que ofrece una fusión japo‐latina de alta calidad, uniendo una cocina tradicional y elegante como la japonesa con sabores alegres y coloridos de la gastronomía peruana, mexicana, venezolana y brasileña.

Ubicado en la Avenida Concha Espina 55, junto a Teckel, el primer restaurante del  grupo, el nuevo espacio vuelve a apostar por la mejor cocina internacional, que en esta ocasión llega de la mano del chef Álex Moranda. Formado en Japón y procedente de restaurantes como Nobu en Londres, Kabuki  ó 99 Sushi Bar en Madrid, Moranda aterriza en Chow Chow como chef  ejecutivo.

En su carta podemos encontrar platos como Trío de mini tacos de bogavante con mahonesa de tobiko y lima, de carrillera en mole poblano y sour cream y de salmón peruvian  style; Mini arepas de buey con salsa de rocoto y yuzu; Tiradito de wagyu A‐5 con salsa de ají amarillo,  camote y chips de ajo; o Usuzukuri de hamachi, ponzu, jalapeño y cilantro. Cabe destacar los Konros, mini parrillas japonesas individuales que van acompañadas de carbón de binchotán (carbón vegetal de  bambú), en los que se hacen platos como el Foie con vieiras, salsa de hoba miso y hoja  de magnolia japonesa.

Chow Chow cuenta también con una amplia carta de nigiris y rolls, en los que se lleva la fusión a la máxima potencia: Chow  Chow Maki de atún picante, pepino, salsa chipotle, cebolla roja, masago arare y peta zetas; o el Billonaire Roll de cangrejo real, espárragos trigueros, wagyu A-5 y láminas  de oro.  Siguiendo la tradición del grupo, este japo‐latino también cuenta con postres muy golosos, como el Helado de kakigori, que deja la lengua  azul, la Tarta de tres  leches con chocolate o el Mouse de tequila.

El local tiene capacidad para 70 comensales y se divide en dos zonas: el salón principal, con capacidad para 45 personas; y un invernadero japonés, situado en la entrada, con 25 plazas. El grupo Rantanplan ha contado, una vez más, con el estudio de interiorismo María Villalón que en esta ocasión se ha inspirado en Japón, basando su diseño en un minimalismo emocionante, buscando mantener un equilibrio energético, respetando siempre  la naturaleza. Para ello, ha utilizado elementos  naturales, como la madera, la piel o la piedra.

El grupo hostelero tiene previstas dos aperturas más para este año 2017, con el firme objetivo de recibir en sus restaurantes a más de 1.500 personas al día, ofreciendo una propuesta de calidad y precio apta para todos los públicos.

Chow Chow2