Salarios bajo demanda, una solución para retener talento y reducir rotación en restauración

Por Avinash Sukhwani, cofundador de Payflow.

Las cifras hablan por sí solas: hasta el 42% de los trabajadores del sector de la restauración reconocen haber cambiado de trabajo en los dos últimos años, es casi una de cada dos personas. Se trata de uno de los mayores problemas a los que se enfrenta uno de los sectores más importantes de España, que representa el 4,7% de nuestro PIB nacional. Este sector sufre una rotación de plantillas por encima de la gran mayoría de industrias de nuestro país.

Payflow
Foto: Avinash Sukhwani, cofundador de Payflow.

Las jornadas parciales son protagonistas de gran parte de este tipo de negocios. Además, en muchas ocasiones los bares y los restaurantes no pueden afrontar mejoras salariales para sus empleados debido a los altos costes que suponen para el negocio, por lo que, a ojos de los empleados, no son del todo competitivos y merman de forma considerable las plantillas de los bares y restaurantes en España. Ante esta situación, se puede afirmar que los trabajadores de la hostelería se encuentran entre los empleados más insatisfechos del mercado laboral español.

Esto explica la escasez de trabajadores que hay disponibles para dedicarse al sector de la restauración y la hostelería. Cuatro de cada cinco restaurantes norteamericanos reconocen tener falta de empleados. Son datos que aporta la Asociación Nacional de Restaurantes de Estados Unidos, pero es una realidad que también afecta a España porque se juntan unas condiciones económicas que no convencen, con la incertidumbre a corto plazo que genera la pandemia.

Aportar nuevas ventajas a los trabajadores de la restauración

Todo ello ha generado una situación complicada dentro del sector, pero ¿podría ser peor? Ahora mismo, la respuesta es sí, porque un momento en el que bares y restaurantes tienen un ojo puesto en la evolución de la nueva ola de Covid, el otro lo tienen fijado en la campaña de Navidad, cuando la afluencia de clientes es todavía mayor.

Por eso, los propietarios de estos establecimientos deben ser creativos a la hora de dar nuevas ventajas a sus trabajadores y reinventarse. Es aquí, precisamente, donde entran en juego las soluciones de salario bajo demanda. Por ejemplo, desde Payflow hemos firmado un acuerdo con algunas de las cadenas de restauración más importantes de nuestro país, como son La Musa, La Ancha y Lamucca para implantar el pago de los salarios bajo demanda, o lo que es lo mismo, que sus trabajadores puedan acceder a un salario al instante y distribuido como ellos prefieran. No son los únicos: En total, más de 30 marcas de restauración ya trabajan con Payflow para conseguir los pagos de la nómina más flexibles como beneficio social.

marketing restaurantes
Imagen: Shutterstock

Pero ¿por qué un pago bajo demanda es atractivo para un trabajador de la restauración? La primera razón y, que, a mi juicio, no genera apenas discusión es que el trabajador puede disponer de una parte de su salario cuando lo necesite. Es llamativo saber que el 60% de los hogares españoles se enfrentan a descubiertos a lo largo del mes, por lo que poder cobrar una parte de la nómina a tiempo para evitar esos impagos es ya de por sí una ventaja significativa. Esta realidad es todavía más acuciante si cabe entre familias o personas que trabajan en el sector de la restauración.

Los salarios bajo demanda combaten la rotación de trabajadores

Pero, además, las plantillas de los bares y de los restaurantes suelen ser equipos muy jóvenes, con jornadas parciales, y que se enfrentan también a diferentes obligaciones económicas a lo largo de un mes: Si lo ponemos en cifras, podemos ver que entre los trabajadores de la restauración que tienen la posibilidad de acceder a un salario al instante, el 54% de los empleados recurre a él. Incluso en algunos negocios, la adhesión al servicio alcanza el 89%.

Antes decíamos que uno de los principales problemas a los que se enfrenta el sector es la alta rotación de trabajadores. Por lo tanto, los salarios bajo demanda son un beneficio social que funcionan para combatir esta realidad que afecta a las plantillas de bares y restaurantes. Hemos podido comprobar que implantar beneficios sociales como este pago de la nómina ajustado a la necesidad del trabajador permite rebajar esta rotación en un 20% de media, haciendo que descienda en algunos negocios hasta en un 37%. Además, favorece la atracción de trabajadores, ya que los negocios que cuentan con este tipo de servicios han notado un descenso del 27% en los tiempos de contratación.

camarero covid
Foto: Unsplash.

Personas y empresas evolucionan. Debemos preguntarnos si tiene sentido continuar con un modelo de pago de nóminas mensual obligatorio si, en muchos otros ámbitos sociales y laborales, los trabajadores están obligados a enfrentarse a diversos pagos a lo largo de un mes.

Y, en concreto, en el sector de la restauración, con más de 300.000 establecimientos en España, además, ofrecer este beneficio social se convierte en una diferenciación como empleador para atraer a las mejores personas para formar parte del equipo. Tratar de ofrecer las mejores condiciones al empleado es esencial tanto para tener una buena captación, como para retener el talento y reducir la rotación de personal que sufre actualmente la restauración.

¡Más noticias sobre gestión del sector hostelero aquí!