Crudo Bowl celebra sus tres años fomentando la sostenibilidad

La cadena de restaurantes Crudo Bowl celebra su tercer aniversario y desde que abrió sus puertas en 2019, ha tenido muy claros sus objetivos: facilitar una alimentación saludable y 100% natural, a la vez que fomentar acciones para ayudar al medioambiente. Por ello, el invitado estrella de su cumpleaños ha sido Bosquia, un proyecto de reforestación de árboles.

Crudo Bowl
Foto: Crudo Bowl.

Durante estos tres años, la cadena ha evolucionado hasta tener presencia en varias provincias de España, como Madrid, donde cuenta con 5 locales, Mérida o Vitoria. También dispone de servicio de delivery en Valencia y Barcelona, adaptándose siempre a las necesidades de los clientes y transmitiendo sus valores de compromiso con el medioambiente.

Crudo Bowl
Foto: Crudo Bowl.

Los asistentes pudieron degustar algunos de sus platos hechos a base de ingredientes naturales, como las tostas, cafés o smoothies de frutas y verduras. El chef Alejandro Casado, fundador y dueño de Crudo Bowl, explicó los ingredientes utilizados en sus platos, con mucha presencia de gastronomía nipona.

Crudo Bowl y Bosquia, unidos por el medioambiente

Su fundador compartió las múltiples acciones que se llevan a cabo en la cadena para aportar su granito de arena en la lucha contra el cambio climático. Desde envases biodegradables, hasta tarjetas de fidelización replantables, pasando por una compra y consumo consciente de productos de temporada. Además, hasta el 3 de abril repartirán a los clientes unos kits de siembra de plantas aromáticas para que puedan cultivar en casa.

Crudo Bowl
Foto: Crudo Bowl.

Francisco del Cid, fundador de Bosquia, hizo entrega del Certificado de Plantación a Crudo Bowl, ya que juntos han llevado a cabo la recuperación de una zona degradada en Hoyo de Manzanares.

El proyecto busca devolver al ecosistema los bosques que tanto necesita, replantando en zonas cedidas por los ayuntamientos de cada provincia y dando soporte a estos bosques en sus primeros años hasta que son capaces de crecer de forma autónoma. Con los 50 árboles plantados en esta colaboración, se ha compensado la emisión de 9,74 toneladas de CO2 a nuestro planeta.

Esta cadena ha demostrado que la sostenibilidad es imperativa y que se puede aplicar atendiendo a muchos detalles, no sólo con acciones generadoras si no también reduciendo los residuos que generamos. La marca lleva apostando desde sus inicios por los envases elaborados con materiales compostables como BIONIC, PLA o celulosa reciclada, minimizando al máximo el impacto que se produce con el formato take away.

¡Más noticias sobre sostenibilidad en restauración aquí!