El aprendizaje de Timesburg durante la pandemia y sus retos para 2022

La cadena de hamburgueserías Timesburg comienza el año con nuevas perspectivas tras haber pasado los peores tiempos de pandemia y con diferentes retos en sus locales de Barcelona y Madrid. Sergi Ibáñez, uno de los socios y cabeza visible de la enseña, comparte el aprendizaje que han tenido en los últimos tiempos y los cambios que van a afrontar: “Lo más importante es que hemos aprendido que si se quiere, se puede”.

Timesburg Sergi Ibáñez
Foto: Sergi Ibáñez (Timesburg).

Con la Covid-19, el equipo de Timesburg ha aprendido a gestionar los cambios de una manera más ágil, rápida y productiva para seguir dando su servicio como si nada pasara. El agradecimiento y afecto de sus clientes en los peores momentos es una de las mejores noticias que han tenido en este periodo.

La capacidad de trabajo y voluntad para seguir hacia delante de la mayoría de sus empleados, unido a salir de casa para trabajar cuando nadie quería hacerlo, son otras de las claves que más valoran desde la dirección de la compañía.

Los retos y planes de futuro para Timesburg

Entre sus objetivos para 2022, Sergi Ibáñez destaca la intención de abrir algún local más que les permita acercarse a aquellas zonas donde vivir su experiencia quede lejos. También, mejorar ciertos aspectos a nivel comunicación, “de manera que conectemos con esas nuevas generaciones donde sus padres son nuestros fieles, pero no somos la primera elección para ellos”.

La Gaucha Timesburg
Foto: La Gaucha (Timesburg).

El socio de Timesburg comparte más retos para el nuevo año: “Queremos incorporar productos para compartir y mejorar la carta introduciendo otros específicos para la healthy people, y que no solo seamos la opción cuando os apetezca una hamburguesa”. Además, resalta otra cosa importante para ellos, seguir realizando donaciones a hospitales para sanitarios, comedores sociales, etc.

En cuanto a sus novedades para este 2022, Sergi Ibáñez desvela que están trabajando en un cambio de packaging 100% eco a nivel cualitativo, para que sus hamburguesas lleguen en lo más parecido a si se consumieran en uno de sus locales. También da prioridad a la implementación de nuevos protocolos, máxima seguridad alimentaria e higiene y limpieza de espacios para garantizar una entrega de producto sin riesgo.

El delivery, el take away y sus sueños post pandemia

“El servicio delivery se ha multiplicado y los grandes agregadores han visto multiplicados sus beneficios en este tiempo. Es algo positivo ya que, gracias a ellos, muchos hosteleros hemos podido mantenernos, pero también es cierto que el coste que produce la colaboración con ellos es altísimo”, comenta el socio de Timesburg.

Timesburg
Foto: Timesburg.

La tendencia del delivery se ha implantado en los hogares, lo que les lleva a valorar opciones de reparto propio, aunque su sueño es otro. “Nos encanta el contacto, la comunicación y el percibir de forma directa las sensaciones que generan nuestras hamburguesas en nuestros clientes. Por ello, nuestro objetivo prioritario y nuestro sueño, es volver a ver los locales llenos de clientes felices interaccionando”.

¡Más noticias sobre Timesburg aquí!