fbpx

RESTAURACIÓN NEWS

InicioNewsletterGestionar el desperdicio alimentario será obligatorio, ¿estás preparado/a?

Gestionar el desperdicio alimentario será obligatorio, ¿estás preparado/a?

Rafa Liñán, CEO de Andy

El nuevo proyecto de ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario pretende abordar el grave problema del desperdicio alimentario. Pero, ¿está preparado tu restaurante para un cambio de tales dimensiones?

Desperdicio alimentario Liñan
Rafa Liñán.

Un tercio de los alimentos que se producen en el mundo acaban desperdiciándose”. Posiblemente, esta frase sea una de las más citadas en las redes sociales.

Y más desde que el pasado 7 de junio de 2022, el Gobierno español aprobase el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario. Pero ¿somos conscientes de lo que ese tercio que nos dejamos en el plato significa realmente?

¿Somos conscientes de lo que esos 1.363 millones de kilos de alimentos que España desechó en un año como 2020 representan para nuestro ecosistema?  Yo creo que no.

Consecuencias reales del desperdicio alimentario para nuestro planeta

¿Qué ocurre cuando año tras año consumidores de todo el mundo desperdician 121 kilogramos de alimentos per cápita en establecimientos de hostelería y en sus hogares? Lo que ocurre es lo siguiente:

  • Entre el 8 y el 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero están asociadas con comida que no se consume.
  • El derroche alimentario global es mucho peor que las emisiones provocadas por los aviones (1,9%), la producción de plásticos (3,8%), y la extracción de petróleo (3,8%).
  • Desperdiciamos un total de 8.060 m³/s de agua cada año para producir alimentos que terminan siendo derrochados (casi la mitad de todas las frutas y verduras que producimos acaban descartadas).
desperdicio alimentario 2
Imagen: Jimmy Dean/ Unsplash.

El desperdicio de alimentos no solo afecta el bolsillo del consumidor (pues está pagando por un producto que no está comiendo) sino también al mercado en general, ya que la creciente demanda de los productos impulsa los precios a la alza para todos.

El impacto social también es extraordinario. Solo en España, más de dos millones de personas se alimentan exclusivamente de comedores sociales. En términos globales, 1 de cada 9 personas no tiene suficiente comida, o en otras palabras, 793 millones de personas en nuestro planeta están malnutridas.

¿Necesitamos que se legisle el desperdicio alimentario?

¿Es necesario introducir normas como el proyecto de ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario para reducir el nivel actual de desecho alimentario?

Puede que a estas alturas sea la única manera de generar el cambio que necesitamos. Porque éste, no va a ser un cambio cualquiera. Yo creo que necesitamos un cambio de paradigma.

Tenemos que dejar de ser una sociedad lineal que produce, consume, tira y derrocha para pasar a ser una sociedad circular que reduce, recicla y reutiliza. Y eso requiere cambios en todos los eslabones de la cadena alimentaria humana, tanto a nivel micro, como a nivel macro.

Desperdicio Alimentario 3
Imagen: Davide Cantelli/ Unsplash.

Sin esos cambios será muy difícil desarrollar el tipo de actitud y mentalidad que evite el desperdicio de alimentos, y apunte siempre hacia la reutilización y el reciclado.

Este nuevo proyecto de ley trata de fomentar buenas prácticas a lo largo de todas las fases de la cadena alimentaria: desde los productores primarios, en la fase de cosecha y recolección de los alimentos, hasta los consumidores, bien en el hogar o en bares y restaurantes. Justo lo que necesitamos.

¿Qué representa en el día a día de los participantes en la cadena alimentaria?

  • Desarrollar un Plan de Prevención de desperdicio alimentario, con una cuantificación clara del desperdicio,
  • «Suscribir convenios de colaboración con empresas, entidades de iniciativa social y otras organizaciones sin ánimo de lucro o bancos de alimentos» a quienes donar los alimentos no consumidos,
  • Transformar los alimentos de desecho, preferiblemente para uso humano.

Y todo esto, significa más papeleo, más trabajo, y más empleados dedicados a esta tarea. Afortunadamente, existen maneras de automatizar y optimizar la gestión del desperdicio alimentario.

AndyAsistentes digitales como Andy, por ejemplo, guían a los equipos asegurándose de que cumplan con las exigencias de la normativa, reduciendo tiempos y costes considerablemente, y motivando a los equipos a trabajar por algo que merece la pena, ¡como el futuro de nuestro planeta!

Tenemos que encontrar la manera de aprovechar esa comida que ahora mismo está siendo descartada, y ser los impulsores de un cambio que ha dejado de ser necesario, y ¡se ha convertido en imperativo!

¿Sabes que el desperdicio alimentario será uno de los temas a tratar en el Congreso de Expofoodservice 2022?

Autores

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí